Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Encuentro Lúdico: “Cuba Libre”… Y en eso llegó Fidel

Arrancamos el 2017 con el compromiso de seguir acercándoles juegos dedicados a temáticas sociohistóricas y, además, sumando una importante novedad para los seguidores de nuestra columna mensual, que les contamos al final de la nota.

Este enero, mes de un nuevo aniversario de la Revolución Cubana y a algunas semanas del paso a la eternidad de Fidel, les traemos Cuba Libre, la insurgencia castrista. En principio, nos interpeló tanto su nombre como el arte de tapa, una fracción del emblemático cartel de propaganda “Huye Batista”. Por otra parte, en la especializada boardgmegeek.com, está rankeado entre los mejores del mundo, ubicándose entre los primeros 40 como juego de guerra y entre los 500 como juegos de mesa.

cuba libre PORTADAAunque no todo es lo que aparenta. Cuba Libre fue lanzado en 2013 por la californiana GMT. Inicialmente en inglés, en su web están los instructivos en castellano. Se trata del segundo volumen de su novedosa serie COIN, más sencillo que su predecesor dedicado a la guerra civil colombiana; presenta un mapa más chico, con siete provincias y no hay línea de suministros. Esta saga se enfoca en escenarios de contrainsurgencia donde operan imperios occidentales, principalmente EE.UU. No es un dato menor que uno de sus realizadores, Volko Ruhnke, sea un agente de la CIA especializado justamente en contrainsurgencia.

El mensaje de este juego muy distinto al de Combate de San Lorenzo o Soberania: La Vuelta de Obligado. Ambos buscan recrear gestas emancipatorias y soberanas con juegos cooperativos donde todos se unen frente a una potencia invasora. En cambio, Cuba Libre pretende demostrar que la coyuntura abierta por la insurgencia castrista pudo tener variados desenlaces, muy alejados del triunfo revolucionario.

De 1 a 4 jugadores -lo ideal es de a 4- encarnarán fuerzas en disputa por el control de la isla, pero sólo uno ganará. Las facciones son el Movimiento 26 de Julio, el Gobierno -dictadura batistiana-, los “sindicatos” de la Mafia y el “revolucionario” Directorio anticomunista (lo cual es una tergiversación histórica del papel jugado por el Directorio Revolucionario real que peleó junto al movimiento liderado por Fidel Castro).

Como todo juego COIN, no es de corta duración, hay poca información oculta y presenta cuatro bandos totalmente asimétricos que interactúan de manera cambiante para alcanzar la victoria. En principio, alianzas cuasi-naturales serían el Gobierno, falto de recursos, que busca apoyos en la mafia; pero una mafia descontrolada, acabaría ganando la partida. Otro ejemplo, el Directorio anticomunista necesita al 26 de Julio para debilitar al gobierno y lograr el control territorial, a riesgo de que la insurgencia se haga demasiado fuerte y acabe ganando la partida. Pero dada la cambiante dinámica, también pueden establecerse otras alianzas para que una fuerza no alcance sus condiciones de victoria.

El conflicto está ambientado en 1957 y 1958, años en que Batista lanzó una gran ofensiva de cerco, resistida y quebrada por la contraofensiva revolucionaria. Usando acciones militares, políticas y económicas y explotando los eventos, cada facción buscará lograr sus condiciones de victoria influyendo en la población cubana, extrayendo recursos y desplegándose en las provincias, teniendo en cuenta incluso el tipo de territorio.

cuba libre INTERIOR NOTA..Otro elemento novedoso e ingenioso es su sistema de juego. Un mazo de cartas regula el orden de juego, cambiante en cada turno, también los eventos y la comprobación de condiciones de victoria. Si el jugador realiza alguna acción, condiciona la jugada del siguiente jugador activo. Y solo juegan activamente dos jugadores por ronda. Resolver las acciones implican una constante toma de decisiones.

La asimetría de las fuerzas en disputa se expresa en sus diferentes posibilidades y condiciones de victoria. Las guerrillas del 26-J buscarán incentivar la oposición a la dictadura en la población y establecer bases, por ejemplo incorporando en su accionar emboscadas y hasta el secuestro de Juan Manuel Fangio. La policía y militares de Batista querrán imponer seguridad para obtener apoyos de la población y de EE.UU., entre otras cosas entrenando tropa, realizando cercos, asaltos y bombardeos aéreos. Los comandos del Directorio ejecutarán actividades especiales como subversión, asesinatos, buscando controlar poblaciones y establecerse en las provincias. Los sindicatos de la mafia ofrecerán protección, pagarán sobornos y se orientarán a acumular recursos y construir casinos.

Para ir cerrando, por un lado, Cuba Libre nos muestra como la Revolución Cubana sigue ocupando (a)gente del país del norte disputándole sentido, minimizando su gestación y concreción histórica. No hay exageración. Incluso el año pasado, los mismos autores lanzaron una expansión del juego llamada Invierno Cubano: Contrainsurgencia castrista, 1959-1965, que les presentaremos en otra oportunidad.

Por otra parte, desde lo lúdico, aunque hay que dedicarle algún tiempo y partidas, es muy recomendable para los amantes de los juegos de estrategia centrados en el conflicto y el control territorial, y tanto el novedoso mecanismo de juego como la asimetría entre las facciones le agregan atractivos adicionales.

Julián Fernández – @julianlautaro

 

A los fans de la sección Encuentro Lúdico en agradecimiento al apoyo que nos vienen dando al compartir, comentar y favear nuestros artículos, entre los lectores de Notas sortearemos 10 entradas para los eventos semanales de Conexión Berlín. Se trata del espacio donde probamos muchos de los juegos que les presentamos y la ludoteca más importante de Argentina.

Participa escribiéndonos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: notas.org.ar

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº28