El Gobierno de Cuba advierte sobre un plan de desestabilización por parte de EE.UU. y la OEA contra el Gobierno cubano y la integración latinoamericana.

En un comunicado publicado el miércoles, La Habana denuncia también las acciones de un cierto número de derechistas agrupados en la llamada Iniciativa Democrática para España y las Américas (IDEA) para difamar la imagen del Gobierno de Cuba y afectar sus relaciones diplomáticas con otros países.

“El intento contó con la connivencia y apoyo de otras organizaciones con abultadas credenciales anticubanas, como el Centro Democracia y Comunidad y el Centro de Estudios y Gestión para el Desarrollo de América Latina (CADAL); y el Instituto Interamericano para la Democracia, del terrorista y agente de la CIA (Agencia Central de Inteligencia de EE.UU.) Carlos Alberto Montaner”, denuncia la Cancillería de la isla caribeña.

Además, la nota rechaza los ataques imperialistas y oligárquicos contra la integración de la región latinoamericana y la democracia de esos países, y critica las consecuencias de una ofensiva neoliberal contra los Gobiernos progresistas de la región que, según afirma el Ministerio de Exteriores cubano, ha hundido la zona en la pobreza, la inseguridad y la criminalidad, causando discriminación religiosa y racial, y represión brutal.

“¿Dónde ha estado la OEA, que siempre ha guardado cómplice silencio frente a estas realidades? ¿Por qué calla? Hay que ser un trasnochado para intentar venderle a los cubanos ‘los valores y principios del sistema interamericano’ frente a la dura y antidemocrática realidad engendrada por ese mismo sistema”, agrega antes de enfatizar que “Cuba nunca regresará a la OEA”.

En otra parte de la declaración, La Habana hace referencia a un viaje que tenía previsto realizar a Cuba el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para recibir el premio Oswaldo Payá, si bien no consiguió hacerlo, ya que las autoridades de la isla caribeña negaron su ingreso para defender los intereses nacionales.

A este propósito, la nota señala que el premio fue inventado por la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, “un grupúsculo ilegal anticubano” que canaliza esfuerzos y recursos contra Gobiernos legítimos e independientes de América Latina y actúa en contra de los intereses del pueblo y el Gobierno cubanos.

La OEA ha dicho que su “único interés” es que Cuba se acerque a los valores y principios del sistema interamericano.

Fuente: HispanTv

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46