(+) Ex director de la cia: "los ataques preventivos de Trump pueden ocasionar 20 millones de muertos"

(+) Donald Trump convirtió hoy la guerra nuclear en una hipótesis posible

(+) Donald Trump amplía su fortuna gracias a las guerras del ejército estadounidense

Asesores militares del presidente de EE.UU., Donald Trump, han informado a sus homólogos británicos sobre un ataque preventivo de Washington a Corea del Norte.

El diario inglés The Sunday Times ha declarado en su edición de este domingo que las autoridades de alto rango del Ejército estadounidense han anunciado a sus pares en el Reino Unido que Washington tiene sobre la mesa la posible opción militar contra Pyongyang.

“Han dicho que Estados Unidos tiene poder de fuego para neutralizar el programa nuclear de Corea del Norte e incluso, lanzar un ataque preventivo”, reza la noticia.

Las fuentes de alto rango del país norteamericano, agrega el rotativo, dijeron que Estados Unidos podría “destruir por completo” los objetivos clave de Pyongyang.

Las tensiones entre EE.UU. y el Gobierno norcoreano aumentaron luego de que la Casa Blanca denunció la decisión de Pyongyang de realizar un nuevo ensayo nuclear.

Curiosamente, el exsecretario de Estado de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Malcolm Rifkind, ha sostenido que el supuesto misil mencionado puede haber sido saboteado por un ataque cibernético de Estados Unidos.

“Podría haber fallado porque el sistema no es suficientemente competente para poder funcionar, pero hay una muy fuerte creencia de que EE.UU. a través de métodos cibernéticos ha interrumpido con éxito en varias ocasiones las pruebas y hacer que los sistemas no funcionen”, ha dicho a la cadena local BBC.

No obstante, el político británico ha confirmado que los norcoreanos han tenido numerosas pruebas exitosas.

El politólogo y miembro del Instituto estadounidenses de Política Mundial, Jonathan Bristol, aseguró en un artículo publicado el viernes en el sitio Web de la cadena local CNN que el mandatario de EE.UU., Donald Trump, no le podría ganar al líder norcoreano, Kim Jong-un, en una cara a cara. Además, aseveró que la opción militar contra Pyongyang tampoco sirve, dado que esa vía se cerró en octubre del 2006 con la primera prueba nuclear norcoreana.

En los recientes días y debido a la retórica agresiva de la Administración de Trump han aumentado las tensiones de manera significativa en la península coreana, de ahí que algunos analistas vean inevitable un choque militar entre Washington y Pyongyang.

 

Ex director de la cia: "los ataques preventivos de Trump pueden ocasionar 20 millones de muertos"

http://canarias-semanal.org/upload/img/periodico/img_48867.jpg

Según informa Jonathan Ernst, de la agencia Reuter, el que fuera secretario de Defensa estadounidense ha advertido de que  la posibilidad de un "ataque preventivo" contra Corea del Norte puede poner en peligro la vida de los 20 millones de habitantes de Seúl.

"El presidente estadounidense, Donald Trump, debería ser más cuidadoso en las decisiones y en la elección de las palabras para no provocar a los dirigentes de Corea del Norte y desatar un conflicto nuclear",  dijo Leon Panetta, el también exdirector de la CIA" durante un programa de la cadena NBC  

De acuerdo con Panetta, quien dirigiera el Pentágono durante el gobierno de Barack Obama, "las palabras de la Administración americana están proporcionando   aún más tensión en condiciones de provocación". Según él, EE.UU. "debe tener cuidado" y "no hacer ningún movimiento brusco".

Panetta indicó que la posibilidad de una acción "preventiva" contra Corea del Norte por parte de Washington, de la que han informado en la víspera los medios de comunicación, es muy "peligrosa", ya que supondría un ataque, cuyo blanco será la capital surcoreana, Seúl, y sus 20 millones de habitantes.

"Hay una explicación de por qué el presidente de EE.UU. nunca antes "ha apretado el gatillo contra Corea del Norte. 20 millones de personas en Seúl serán el propósito de impacto, existe la posibilidad de una guerra nuclear, que costará millones de vidas humanas",  pronosticó el ex director de la CIA.

 

Donald Trump convirtió hoy la guerra nuclear en una hipótesis posible

http://canarias-semanal.org/upload/img/periodico/img_48849.jpg

Sin duda, nos encontramos ante  la situación militar más delicada que se ha producido en este planeta, desde que en el año 1962 el gobierno estadounidense decidiera bloquear herméticamente a la isla de Cuba, enfrentándose con la otra potencia atómica de aquella época, la Unión Soviética .

Este jueves, a las 09:00 horas del sur de los Estados Unidos, el gobierno de ese país lanzó 'la madre de todas las bombas' sobre el Este de Afganistán, cerca de la frontera con Pakistán. La bomba es conocida como la más poderosa de Estados Unidos, que precede  a la potencia destructiva de una bomba atómica.

Según los partes tranquilizadores del Pentágono, "el bombardeo estaba diseñado para minimizar el riesgo para las fuerzas afganas estadounidenses que realizan operaciones sobre el terreno en esa zona, al tiempo que se maximiza la destrucción de combatientes e instalaciones del EI-Jorasán".

 El uso de la "Madre de todas las bombas", que mata con la imponente presión de aire que genera, indicaría que la zona estaba ampliamente ocupada por operativos e instalaciones del  EI. No obstante, no es el Estado Islamico al que combate  EEUU en Afganistan, sino a los talibanes.

Aunque portavoces del Pentágono aseguraron que "se tomaron las precauciones para evitar víctimas civiles",  los expertos militares consultados por los medios de comunicación a lo largo del transcurso de este jueves  mantienen que tal "precisión"  no sólo no puede garantizarsecon armas de inferior calibre, sino que en una de esta magnitud  los fallos  que se pueden producir en acertar el blanco son considerablemente  superiores.

"Esta es la munición adecuada para reducir los obstáculos y mantener el ritmo de la ofensiva contra el EI-Jorasán", explicó el general John W. Nicholson, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, quien recordó que  los yihadistas han estado trabajando en defensas subterráneas y búnkers.   Resulta curioso, no obstante, que los portavoces del alto mando militar  se empeñen ahora en reiterar el uso  el termino "yihadismo",  cuando   las fuerzas que ellos combaten en Afganistán son los talibanes, a los que desalojaron del poder por una invasión militar ordenada por el presidente Bush.  El pasado 8 de abril   fue abatido  un miembro de las fuerzas especiales, en combate cara a cara con los talibanes.

La mayor parte de los comentaristas políticos internacionales  coinciden en afirmar que realmente a quien trata de amedrentar el presidente Donald Trump en estos momentos es al gobierno de la República Popular de Corea, país  hacia el que se dirige un sofisticado complejo militar, integrado por uno de los más potentes destructores de la marina estadounidense, así como por un submarino atómico. Allí es realmente donde se está planteando el reto,  ya que el gobierno de la República Popular de Corea dispone de armas atómicas cuyo alcance no se puede precisar con exactitud, y de una población preparada concienzudamente durante años para hacer frente  a cualquien tipo de amenaza exterior.

 La inestable personalidad política del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está empezando a poner a este planeta al borde del precipicio de una guerra nuclear. Una guerra nuclear que puede llegar a desencadenarse por un accidente provocado por la tensión.  Hay que empezar a pensar si el  equipo de psiquiatras estadounidenses que caracterizaron la personalidad de Donald Trump como "peligrosa"  estaba realmente equivocado. Los indicios de estos días empiezan a indicar que el diagnóstico no estaba muy errado.

En cualquier caso, que la la vida de 7.400 millones de personas dependa de personalidades psicopáticas como la del primer mandatario estadounidense y de los intereses de los grupos  económicos que lo apoyan resulta estremecedor. Parece que ha  llegado la hora de dar una contundente respuesta al desafío que plantea esta superpotencia. Y sin  dilación.

 

Donald Trump amplía su fortuna gracias a las guerras del ejército estadounidense

http://canarias-semanal.org/upload/img/periodico/img_48834.jpg

Con una frecuencia cada vez más, los grandes empresarios están pasando de utilizar a los políticos como representantes de sus intereses a asumir personalmente esta labor, obviando el trabajo de sus tradicionales intermediarios.

Una contradicción más de las tantas que caracterizan a nuestra supuesta "democracia representativa" y que no se justifica, siquiera, por la idea -extendida por las instituciones encargadas de reproducir la ideología dominente- de que "los hombres de negocio son los más preparados para gestionar la sociedad y resolver sus problemas económicos".

Hoy, el ejemplo más representativo de ests tendencia lo encarna el último de los empresarios devenidos en jefes de Estado, Donald Trump, que se permite, sin pudor de ningún tipo, beneficiarse  económicamente de las guerras que el ejército de Estados Unidos desarrolla en todo el mundo.

Como se conoce, Trump es propietario de hoteles y campos de golf y posee otras múltiples inversiones en muchos países. Además de ello, el magnate con residencia actual en la Casa Blanca tampoco a renunciado a  sus inversiones  en la empresa armamentística Raytheon.

De esta forma,   Trump se estaría lucrando personalmente gracias a las guerras que actualmente lleva adelante en Irak, Siria Yemen o Somalia.

La polémica por esta caso ha surgido después de que se conociera que los misiles Tomahawk que se usaron en los ataques estadounidenses contra una base aérea siria la pasada semana se fabrican en la citada empresa, de la que presidente estadounidense es uno de los más importantes accionistas.

De acuerdo con información trascendida a los medios de comunicación, las acciones de Raytheon subieron en la Bolsa de valores inmediatamente después del ataque. En general, las acciones de los contratistas de defensa, tales como Boeing y General Dynamics, aumentaron  su valor desde la elección de Trump. Sobre todo, por su promesa de  impulsar un aumento “histórico” del 10 por ciento en el gasto militar estadounidense

Tanto las primeras medidas de política exterior adoptadas por Donald Trump como sus intereses particulares no permiten presagiar, pues, que la nueva Administración norteamericana vaya a disminuir el grado de belicismo injerencista que caracterizó los dos mandatos de Barack Obama. Todo indica que podría suceder todo lo contrario.

Fuente: HispanTv/Canarias Semanal

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38