El plan de la oposición venezolana no es lograr el poder político por medio de la Constitución Nacional o un proceso electoral, “su plan es llegar por la fuerza para poder destruir la Constitución, ya que es la única manera de pagar los favores a quien los manda”, aseguró ayer María Alejandra Díaz, abogada constitucionalista.

La derecha, enfatizó, rechaza la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) porque “saben que no son mayoría”, por esa razón no invitan a su gente a organizarse y a ejercer el derecho al voto.

Subrayó que el sector opositor no solo está enfrentado al Poder Ejecutivo, sino “a todo el orden constitucional y por ende al modelo establecido en la Constitución. El gran problema de esta oposición es que necesitan llegar al poder por la fuerza”, de lo contrario están en el deber de respetar la actual Carta Magna la cual, por ejemplo,“les impide derogar las leyes del Poder Popular”.

“No les interesa entrar en el orden constitucional, estar en la legalidad, y como tienen el apoyo de la mediática nacional e internacional construyen un supuesto escenario de estigmatización, satanización y violación sistemática de derechos humanos”, argumentó.

DOS TESIS: ESTADO FORAJIDO Y FALLIDO

Díaz sostuvo que la oposición pretende construir un escenario que intenta converger dos tesis: el Estado forajido y el Estado fallido. Es decir, explicó, se quiere hacer creer que el Gobierno revolucionario es fallido ya que “no es capaz de garantizar el derecho a la alimentación y a la salud, sino que además somos un Estado forajido porque violamos el derecho a la protesta pacífica”.

La constitucionalista indicó que este es el escenario internacional actual y son las bases del discurso de los países que intentan aplicar a Venezuela la Carta Democrática.

En su opinión, es de suma importancia que el pueblo revolucionario tome conciencia del paso histórico que dio el presidente Nicolás Maduro al convocar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). “Él está apostando todo a la legalidad y a la Constitución, no es cualquier cosa la que está en juego”.

El planteamiento lo hizo Díaz en la sede del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (Minci), donde dictó la conferencia “Poder originario y constituyente para la Paz. En su opinión, es necesario explicar al pueblo que la ANC “es garantía de paz, porque si no se garantiza la paz política, el orden interno, no se va a poder salir de la crisis económica”, inclusive consideró muy difícil lograr una “normalidad porque los poderes fácticos están decididos a acabar con Venezuela, esto tenemos que tenerlo claro ya que estamos decidiendo entre la paz o la guerra”.

BLOQUEO ENCUBIERTO

Durante su exposición Díaz ofreció a los presentes unos antecedentes de los hechos que propiciaron la convocatoria de la ANC.

En ese sentido, destacó que la ANC se convoca por la situación geopolítica externa, la cual tiene dos factores, primero, Venezuela está siendo atacada desde afuera con un bloqueo encubierto, ya que la experiencia cubana demuestra que si se hace de manera abierta “reciben el rechazo mundial”.

Este bloqueo, precisó, es a nivel de la distribución de medicinas porque tienen el control de las patentes de los medicamentos, en lo fáctico por el control de las instancias internacionales que manejan las finanzas, así como el bloqueo mediático “tenemos bullying mediático contra Venezuela”, mediante el cual ocultan lo positivo y exacerban lo negativo de lo que sucede en una zona de una ciudad y hacen creer que es toda Venezuela.

Una segunda razón, señaló, es que el país tiene un “enemigo interno, lo digo en términos de la teoría del conflicto. No solo son enemigos de la Constitución sino de todo el resto del pueblo de Venezuela que no quiere guerra”.

Fuente: Correo del Orinoco

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38