China y Rusia no dan puntada sin hilo. En este caso, con un hilo de seda, que será como un alambre de púas alrededor del cuello de EEUU, y que asfixiará su economía. Y de paso, un golpe certero en la geopolítica a nivel global, por lo que implica esta iniciativa china, y que tiene como coprotagonista a Rusia. EEUU está al borde del abismo.

La Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda catapultada por el gigante asiático "es una maniobra muy inteligente del presidente Xi Jinping, porque tiene tres objetivos: dos políticos y uno económico". Así lo entiende el economista argentino Luis Palma Cané.

El experto detalla que "el primero es aumentar su influencia geopolítica mundial, el segundo es afianzar su posición política interna, porque próximamente se realizará la Asamblea Popular Nacional de China, en la cual seguramente será reelegido, y él busca afianzar su liderazgo; y tercero, el tema económico, es muy claro que es profundizar la inversión extranjera de China en el mundo, especialmente en Eurasia". 

Para Palma Cané, también ha sido muy inteligente de parte de China convocar al Primer Foro Internacional de Cooperación Internacional del Cinturón y la Ruta, que contó con la presencia de 28 jefes de Estado, y delegados de unos 130 países. El economista opina que con este paso, Pekín "logró sin ninguna duda un seguimiento mediático a nivel mundial".

El mandatario de uno de los principales protagonistas de la iniciativa: Vladímir Putin. "Rusia no solo apoya la iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda , sino también participará intensamente en su implementación junto con los socios chinos y los demás países interesados", dijo Putin.

Rusia es uno de los principales protagonistas de esta iniciativa, y así quedó patente con la presencia del presidente Vladímir Putin. El líder ruso indicó que todos los objetivos formulados por el presidente chino, Xi Jinping, en el marco de la iniciativa,"son absolutamente necesarios".

"Es imprescindible que todos los organismos de integración, tanto ya existentes en Eurasia como los nuevos, se basen en unas normas universales y reconocidas por todos y consideren las peculiaridades de los modelos nacionales del desarrollo de los países participantes", dijo Putin.

En este punto, converge la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, apenas asumió su cargo: liquidó el TPP, que pretendía aislar comercialmente a China y a Rusia. La decisión del inquilino de la Casa Blanca no hizo más que acelerar un proceso en el que China venía trabajando hace muchos años, y que comenzó a promover en el año 2013.

Y es que esta nueva versión de La Ruta de la Seda le da un golpe a la influencia económica de EEUU en la región, pues marca la oposición entre unas medidas proteccionistas de Trump, frente a unas más abiertas de China con respecto, no sólo a Asia, sino también a Europa, por donde va a transitar al Ruta de la Seda.

Fuente: Sputnik News

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38