Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Constitución y doble nacionalidad

1.- Los artículos del 33 al 36 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que admiten la “doble nacionalidad”  plantean un grave problema cuando se considera uno de los principales privilegios del nacional, que es el desempeño de cargos públicos en su país respectivo.

2.- De acuerdo con esos artículos de la Constitución de 1999, todos los diputados de la Asamblea Nacional, salvo Presidente y Vicepresidente de dicho cuerpo, podrían tener otra nacionalidad distinta de la venezolana. Todo el ejército venezolano, salvo el Ministro de la Defensa, pudiera estar también integrado por personas con otra nacionalidad distinta de la venezolana. Todo el gabinete, salvo ministros relacionados con seguridad de la nación, finanzas, energía y minas y educación, podría ser foráneo. Aparentemente, todo el ministerio para Relaciones Exteriores, incluido el canciller, podría tener otra nacionalidad; todo el cuerpo diplomático podría estar integrado por nacionales de otros países. Todo el poder judicial, salvo los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, podría estar integrado  por personas con otra nacionalidad distinta de la venezolana.  Todo el Consejo Nacional Electoral, salvo su presidente, toda la administración regional, salvo  gobernadores y alcaldes de estados y municipios fronterizos, podría tener otra nacionalidad diferente de la venezolana, al igual que los casi dos millones  de funcionarios de nuestra administración, salvo la veintena de excepciones ya citadas, pudieran entonces ser nacionales de países  extranjeros,  vinculados por un juramento de lealtad a ellos, y obligados a cumplirles obligaciones tales como  el pago de tributos, la fiel ejecución de sus leyes (distintas de las venezolanas)  la promoción de intereses foráneos, y el servicio militar. Roguemos por la paz. Me pregunto si no debería ser obligatorio que antes de postularse, los candidatos revelaran sus nacionalidades, para que sepamos si como gobernantes estamos eligiendo eslovacos, mongoles, montenegrinos o estadounidenses que quizá estarían mejor haciendo campaña en sus otros países.

3.- Por otra parte, los ciudadanos con doble nacionalidad,  en caso de cometer delitos y huir al exterior podrían hacer valer su otra nacionalidad y reclamar el derecho a no ser extraditados para Venezuela, y a ser sólo juzgados por los tribunales de su país de origen. Los que tengan la nacionalidad de países que hayan suscrito Tratados contra la Doble Tributación con Venezuela, pueden además invocarlos para no pagar impuestos en nuestro país, sino en su país de origen. Tendríamos una ciudadanía con derechos y sin deberes.

4.- ¿Qué puede ocurrir en un país  con semejantes principios? Bolivia aceptó en su Cancillería gran cantidad de funcionarios brasileños;  surgió un conflicto con Brasil, y perdieron los bolivianos la tercera parte de su territorio. Fujimori obtuvo los votos para Presidente de Perú diciéndose peruano; cuando se lo quiso enjuiciar por corrupción y genocidio, pretendió ser japonés e inmune a las leyes peruanas. El delincuente financiero Carlo Bordoni, un banquero solicitado por las autoridades europeas que trajo Pedro Tinoco, se refugió en Venezuela e intentó adquirir la nacionalidad para no responder de sus desfalcos en otros países. Vemos que se sobrepasan talanqueras ideológicas, éticas, partidistas. Desde el momento en que ello se hace legal ¿Qué impide que se salte la talanquera nacional?

5.- Muchos me dirán que no creen en eso de la nacionalidad. Pues deberían renunciar a la que ostentan, en vez de andar coleccionando pasaportes como si fueran barajitas. Seamos claros: aspiramos a que se reunifique la Gran Colombia, a que América Latina y el Caribe exista en Nación; a que los proletarios del mundo integren una sola Internacional. Cuando tales metas culminen y desaparezcan las fronteras, celebraremos como grancolombianos o latinocaribeños o simplemente como humanos. Mientras tanto, los asediados Estados Nación, fundados en la lealtad exclusiva de sus nacionales, son las unidades de resistencia contra los Imperios. Debemos volver al sistema de nacionalidad única. Disolver la nacionalidad es aniquilar la Nación. 

Fuente: Luis Briitto

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº28