Una comisión parlamentaria aprobó ayer la reforma electoral en Brasil, que cuadriplica el aporte público para campañas, elimina la figura del vicepresidente y diluye el papel de los partidos políticos en la elección de los diputados, en un modelo que hoy solo se aplica en países como Afganistán y Jordania.

El voto distrital amplio, como se lo conoce, fue impuesto en la comisión de reforma política de la Cámara de Diputados por 17 votos contra 15, empujado por la coalición de derechas que respalda al presidente Michel Temer. El texto debe ser votado particular a partir de ahora y luego elevado a la Cámara: si se vota antes de octubre, puede comenzar en el 2018, cuando están previstas elecciones generales, incluidas las presidenciales.

El texto aumentó la contribución del Estado a la financiación de las campañas de los 250 millones de dólares actuales a 1.200 millones de dólares, siendo que están prohibidas las donaciones por parte de las empresas, una medida que data del 2014 a caballo del escándalo de la Operación Lava Jato y del accionar de la constructora Odebrecht.

En el recinto serán necesarios 308 votos de los 513 diputados para aprobar la reforma, por tratarse de una enmienda a la Constitución. El texto elimina también la figura del vicepresidente, del vicegobernador y del vicealcalde y fija un tope de diez años al cargo del juez de la Corte Suprema, que actualmente es indefinido. El presidente Temer y parte de su base de gobierno están a favor de la implementación de un sistema parlamentario, así como parte del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) del ex presidente Fernando Henrique Cardoso.

El voto distrital amplio, llamado en Brasil “distritao”, apenas coloca en la Cámara a los diputados más votados, sin tener en cuenta los partidos, eliminando el actual sistema de acceso proporcional. El documento aprobado mantiene el sistema de votación para el Legislativo en las elecciones del 2018 y 2020 y establece que el Congreso deberá reglamentar para el 2019 un sistema mixto para elegir diputados (federales y estatales) y concejales a partir del 2022. De aprobarse este texto el sistema contempla que la mitad de los cargos del Legislativo se llenará con los candidatos más votados de los distritos y la mitad se destinará a los candidatos definidos por los partidos en listas preordenadas. El sistema electoral permitirá elegir a diputados federales y el elector votará dos veces. Una en los postulados del distrito y otra en las listas cerradas por los partidos. El modelo es una mezcla de los sistemas proporcional y mayoritario.

Este sistema existe apenas en Jordania, Afganistán, Vanuatu (archipiélago de Oceanía) y en la colonia inglesa de Pit Cairn, según informó el portal político 360. Este modelo es el que defiende gran parte de los partidos de centro derecha que respalda a Temer y es una idea del hoy detenido por corrupción Eduardo Cunha, del gobernante Partido del Movimiento de la Democracia del Brasil (PMDB).

El relator de la reforma política, Vicente Cándido, del opositor Partido de los Trabajadores (PT), fue vencido por el oficialismo pero dijo que el sistema de votación distrital puede convertirse en el 2022 en una sistema “distritral mixto”, es decir, que elija al más votado pero que también acepte una lista sábana de partidos. La oposición sostiene que el sistema distrital amplio beneficia a los candidatos con mayor dinero para publicidad en televisión o famosos, sin chance para que los partidos puedan conseguir mayorías programáticas. El diputado más votado en el 2012 fue Tiririca, un payaso de circo que ayudó por el sistema actual a elegir a seis diputados del diminuto Partido de la República por el sistema de coaliciones.

La eliminación del cargo de vicepresidente es una propuesta del PT, luego de lo que llaman el “golpe” de Temer contra Dilma Rousseff, destituida en un juicio político luego de que su entonces vicepresidente se pasara a la oposición el año pasado.

La reforma política crea un Fondo Especial de Financiamiento de la Democracia, que contará con el 0,5 por ciento de los ingresos netos (sumatoria de los ingresos tributarios de un gobierno, referentes a contribuciones, patrimoniales, industriales, agropecuarias y de servicios Deducidos los valores de las transferencias constitucionales) del Presupuesto, lo que corresponde hoy a cerca de 3,5 mil millones de reales. A su vez, determina que corresponderá al directorio nacional del partido definir, 30 días antes de la elección de los candidatos, determinar cómo se dividirán los recursos para costear las elecciones. Este punto también es objeto de destaque del PT, que defiende la definición de esos criterios en ley ordinaria.

Fuente: Página 12

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº41