El impacto que pudiera tener la formación de miles de estudiantes en robótica, en los próximos veinte años, por ahora no es medible, pero podría ser de innegable apoyo a nuestra transformación industrial.

Hasta el presente no ha sido medible el impacto que pudiera tener para Venezuela, la formación en Robótica de miles o millones de estudiantes provenientes de los planteles de Básica y Educación Media en los próximos 20 años, pero no cabe duda alguna que, de ser así, la transformación industrial y agropecuaria del país sería radical hasta llegar a los niveles de una nación potencia como la que soñara el líder llanero Hugo Chávez.

Por los momentos, el programa de Robótica Creativa que adelanta el Ministerio del Poder Popular para la Educación a través de su ente adscrito y aliado tecnológico en esta promisora tarea, es decir, la Fundación Bolivariana de Informática y Telemática, Fundabit, lo han venido realizando en siete planteles educativos, como lo indicó su presidente Leonel Párica, sin embargo, otra de las metas cercanas que deberán ser desarrolladas es la de planificar que en cada estado venezolano hayan cinco planteles que participen en los trabajos experimentales de la Robótica. 

Cuando hablamos de Robótica no especulamos con la ciencia ficción y es bueno que se conozca -por ejemplo- que en 2009, “científicos belgas crearon y presentaron un robot forrado de peluche destinado a ayudar a curar a niños hospitalizados”. El robot lo habrían inventado con el fin de que los pequeños  establecieran una relación emocional con el robot, a los fines de apoyar en su curación. Al robot lo llamaron Probo y “está preparado para desplazarse, hablar, reconocer las expresiones del rostro de sus interlocutores, interpretar las emociones y reaccionar en consonancia”.

Por supuesto, no debe ser ignorada acá, la diversidad de proyectos de robótica que están siendo realizados a nivel de la educación universitaria, los cuales, en un momento en el tiempo, tendrán una vinculación con el trabajo que viene comenzando desde los primeros niveles escolares.  

Las funciones de los robots

Tampoco debemos olvidar que hay partes que tienen funciones robóticas en los equipos electrodomésticos, como suele suceder con  las lavadoras que tenemos en nuestras casas y que tienen hasta ocho y mas funciones, pues controlan la entrada del agua hasta cierto nivel, ordenan lavar, enjuagar y exprimir. Lo mismo ocurre en las plantas donde ensamblan los autos, pues las máquinas robots se encargan de colocar piezas, apretar, pintar, entre otros.

Son de grandes aplicaciones en las mas variadas industrias. Algunos especialistas consideran que la enseñanza de la robótica debe darse desde los primeros años del proceso de enseñanza-aprendizaje, porque ha sido considerada como un importante recurso  para el trabajo interdisciplinario.  

Transversalidad, imaginación y cooperación

La Robótica Creativa que ha sido iniciada en algunos planteles públicos venezolanos consiste en “un proyecto basado en un Módulo Universal Electrónico (MUE), de software libre el cual recibe, procesa la data y ejecuta las diversas operaciones para controlar los dispositivos  o equipos electrónicos”.

Para los especialistas del equipo de Fundabit, la importancia de la Robótica está en su transversalidad, ya que facilita la agrupación de distintas áreas del conocimiento. De igual manera, fomenta la imaginación, despierta interés y ayuda a comprender mejor el mundo en que nos encontramos y, por otra parte, fortalece el trabajo en equipo y permite la comunicación, la responsabilidad y la toma de decisiones.

La robótica -vale bien decirlo- sirve para combinar diversas disciplinas, tales como la mecánica, eléctrica, informática, la ingeniería de control y la inteligencia artificial. Como parte del proceso de enseñanza-aprendizaje es una herramienta que catapulta al individuo hacia  niveles altos del conocimiento y lo prepara como sujeto participativo y colaborador.

Inicio con una escuela técnica en Caracas

La primera vinculación con esa Robótica se establece en septiembre de 2014, entre la Fundación Bolivariana de Informática y Telemática, Fundabit y un grupo de estudiantes de la Escuela Técnica Industrial “Gregorio Mac Gregor”, de El Valle, quienes desde ese momento estarían estrechamente vinculados a las futuras jornadas.  

Luego de las experiencias adelantadas se hace un trabajo con un plan vacacional en el Complejo Educativo Base Aérea “Generalísimo Francisco de Miranda”. Así, fortaleciendo las actividades sobre esa importante experiencia con los estudiantes y el equipo de Fundabit, van al Liceo “Néstor Luis Pérez” del estado Delta Amacuro y de allí, a la Unidad Educativa Nacional “Andrés Bello”, en Parque Carabobo, parroquia Candelaria.

Las actividades siguen siendo incrementadas y Fundabit se hizo presente en la Unidad Educativa Nacional Bolivariana “Virginia Martínez” de la parroquia 23 de Enero. Un poco mas hacia el noroeste, la Escuela Ecológica Integral  de Ciudad Caribia abriría sus puertas al equipo instructor de esa Robótica creativa experimental y, finalmente, habría otra jornada de Robótica en el Centro Bolivariano de Informática y Telemática,CBIT Móvil, en San Juan de los Morros, estado Guárico. 

Fuente: Prensa Fundabit

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38