Por quinta vez, entidades oficiales de la Argentina imprimen mapas de nuestra Nación con una parte de su territorio amputado: nuestras Islas Malvinas no existen para los funcionarios “argentinos” del gobierno de Macri.

El Reino Unido acaba de anunciar que, una vez más, hará ejercicios misilísticos en el Atlántico Sur. No importa que el presidente Mauricio Macri busque congraciarse con Londres. Los hará igual.

La Nación y el pueblo argentino han sostenido, durante 33 años de vigencia de sus instituciones democráticas, la búsqueda de negociaciones pacíficas con el Reino Unido para terminar con el enclave colonial que ocupa por la fuerza en el Atlántico sur y recuperar nuestra plena soberanía sobre las Malvinas. El Reino Unido reiteradamente se ha negado a conversar sobre esa cuestión crucial en nuestras relaciones bilaterales.

El gobierno de Mauricio Macri, a través de su canciller Susana Malcorra, empezó a desandar los logros argentinos en el orden internacional sin recibir apremios bélicos y a pesar de las indicaciones precisas de la Organización de las Naciones Unidas en beneficio de la propiedad nacional de los recursos en el Atlántico Sur y la Antártida, así como de la soberanía de nuestro país sobre las Islas Malvinas.

Las Islas Malvinas es el único lugar del planeta donde cada dos habitantes hay un soldado, debido a que el Reino Unido pretende mantener en el sur un resabio colonial del siglo XIX.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº41