(+) Mueren ahogados 90 migrantes en una embarcación frente a la costa de Libia

Mientras los ojos de todo el mundo están puestos en Siria, donde se avanza hacia la paz, Afganistán y Libia se están convirtiendo en unos auténticos polvorines. Y es que sirven de refugio para muchos de los combatientes de Daesh que lograron huir de la ofensiva del Ejército gubernamental sirio apoyado por la fuerza rusa, entre otros aliados.

Una tesis ya bastante repetida, pero que suma mayores dosis de realismo al escenario actual: a medida que los partidos opositores hacen visible su incapacidad para dirigir el frente interno de la operación de cambio de régimen, las potencias occidentales asumen la vocería y el curso de las acciones contra Venezuela. Cada vez de forma más agresiva y brutal.

“Nunca ha habido un mejor momento para empezar a vivir el sueño americano”, dijo ayer Donald Trump, presidente estadunidense, en su primer informe sobre el Estado de la Unión, en el Capitolio. Al fondo, el vicepresidente Mike Pence y el líder de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan.

Un mapa interactivo de los datos registrados de la actividad física realizada por militares de EE.UU. dentro y fuera del país, por una aplicación deportiva en línea, ha puesto en alerta al Pentágono por haber dejado en descubierto sus bases en diferentes lugares como Siria, Irak o Afganistán.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, iniciará una gira por América Latina ‎la próxima semana con el tema de Venezuela como epicentro de las conversaciones, ‎pues están en desacuerdo con unas elecciones presidenciales anticipadas en ese ‎país. ‎

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº56