Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Nos parece un compromiso ético y moral con la verdad y con la Patria Grande, tratar de explicar lo que está ocurriendo en Venezuela. Desde un principio, sentamos posición, no somos neutrales. Estamos convencidos como argentinos y suramericanos, de que estamos viviendo la época de la segunda independencia o independencia definitiva, como nos enseñó José Martí. Por lo tanto, consideramos que se puede ser plural, desde la no neutralidad. Desconfiamos, de aquellos científicos sociales, que detrás de la objetividad o desde supuestas leyes del neutralismo científico, esconden los más profundos prejuicios ideológicos. Además, no desconocemos, que en las ciencias sociales hay una fuerte supremacía de los marcos conceptuales anglosajones. Recomendamos sobre este tema, el gran libro del antropólogo brasileño Renato Ortiz, denominado "La supremacía del inglés en las ciencias sociales".

Desde la Paz de Westfalia en 1648 y la aparición del Estado-nación, los actores fundamentales en las relaciones internacionales fueron exclusividad de los mismos Estados.

El objetivo ha sido durante todo el tiempo generar una división en el seno de las Fuerzas Armadas Bolivarianas y un golpe de Estado que impusiese una dictadura de la burguesía compradora y el imperialismo.

No se puede negar que ese conjunto de dirigentes y organismos ha hecho todo lo posible por acabar, utilizando la violencia, con los gobiernos de Chávez y de Maduro. 

La división de Ucrania en dos mitades casi simétricas (quedando el Sur y Este del país (incluida Crimea) bajo la órbita rusa mientras el Centro y Oeste de la actual Ucrania navegarán tras la estela de la UE), significó “de facto” el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría Rusia-EEUU basado en el principio de “acción-reacción”, produciéndose por parte de EEUU la implementación de la estrategia kentiana en el plano económico. Dicha estrategia bebería de las fuentes de la teoría expuesta por Sherman Kent en su libro “Inteligencia Estratégica para la Política Mundial Norteamericana” y publicado en 1949 donde anticipaba que “la guerra no siempre es convencional: en efecto, una gran parte de la guerra, de las remotas y las más próximas, ha sido siempre realizada con armas no convencionales: [...] armas [...] políticas y económicas”.