Asistiremos en el Trienio 2018-2020 a la irrupción en el escenario geopolítico de América Latina de una nueva ola negra involucionista que consistirá en la implementación de “golpes de mano blandos“ con el objetivo inequívoco de sustituir a los regímenes insensibles a los dictados de Washington (Nicaragua, Ecuador, Venezuela y Bolivia) por regímenes militares autocráticos tutelados por EEUU.

Recientemente, Managua y otras ciudades nicaragüenses han conocido días de violencia. Como en Caracas, entre abril y julio del año pasado, turbas alzadas han implementado desmanes contra edificios públicos, mercados, escuelas, policlínicos; y hasta han consumado asesinatos contra policías y periodistas. Aunque las autoridades han pretendido minimizar los hechos, la CNN se ha encargado de llevar al mundo escenas que parecían olvidadas, por lo menos en la Patria de Sandino.

Definitivamente la manta que Estados Unidos ha entregado a Afganistán para que se cubra es demasiado corta, y más allá de los miles de millones invertidos desde 2001, en la creación de un “estado afgano”, incluyendo clase política, ejército y fuerzas de seguridad, el país sigue saltado de atentado, en atentado a ritmo de vértigo. Cuando intenta cubrirse los pies descubre sus hombros y exactamente al revés cuando hace lo contrario.

Creo que tenemos un presidente, Nicolás Maduro, que está realizando un gran esfuerzo para resolver la crisis actual. Ha dicho que, después de las elecciones, el resolverá los graves problemas de hoy, imagino, que, si no lo hace ahora, es porque podría tener las manos atadas. Entonces, debemos oír ese llamado que está haciendo y votar firmemente por él. Entendiendo, que no es un voto. Es un mandato.

El reciente ataque norteamericano y de sus aliados británicos y franceses contra Siria ha sido, en realidad, una farsa que fue hábilmente transformada por los medios de comunicación globalizados en un supuesto rotundo éxito de la operación bélica destinada para el consumo doméstico.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº65