El continuo asalto contra la democracia en Venezuela ha unificado a las naciones en defensa de nuestros valores compartidos”. Queda claro que el problema de Venezuela es su postura “anti-estadounidense”.

En esta nueva entrega hemos analizado algunos conceptos, sobre la democracia política, porque la realidad de EEUU y otras naciones europeas, han monopolizado este concepto, pero sin embargo las acciones de Estados Unidos, han usado este concepto, para invadir naciones, tanto el América Latina y el Caribe a finales del Siglo 19 y el siglo XX, usurpando territorios a México, como invadiendo a varios países, en nombre de su “modelo democrático”, que en su filosofía imperialista, la cual se amplió en la segunda guerra mundial, para controlar y de esa manera ha logrado agregar a sus estrellas, a países como Hawái y Puerto Rico, como apéndices, de una hegemonía anti democrática.

La obsesión de Estados Unidos, encabezada por su presidente Donald Trump por derrocar al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela llega hasta lo inaudito y días tras días impone sanciones económicas y financieras a la par que presiona a varios de sus aliados para que sigan su mismo derrotero.

Seguramente el asunto que hoy retiene más la atención de los venezolanos de casi todas las clases sociales, seguramente exceptuada la A, lo que debe totalizar 95%, es el de los precios. Y más que lo elevados y especulativos que son, seguramente alarma mucho más la frecuencia con que aumentan. Si usted va a comprar algo que hace una semana le costó Bs 1.000 (ni un café), no debe sorprenderle que ahora le cueste el doble. Por supuesto, ese incremento no tiene nada que ver con los costos de producción ni con ninguna razón de orden económico. Existen dos factores determinantes, el primero es el incesante aumento del dólar sucio, que si hoy está en cerca de  70 mil bolívares, en diciembre puede acercarse a los cien mil. Sin que exista ningún factor real de la economía gravitando. Detrás de esa situación están intereses políticos antivenezolanos. Y el otro factor es la especulación.

En un acto extraño en la política mundial, el premier libanés, Saad Hariri, anunció el pasado 4 de noviembre su dimisión desde el territorio saudí.

Frases


“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº48