Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El nuevo jefe de la CIA, Mike Pompeo, elegido por Trump, entregó un premio al príncipe heredero saudí, Mohamad bin Nayef, en honor a su lucha antiterrorista y sus contribuciones a la paz mundial.

Nadie nunca podrá justificar, de ninguna manera, la operación de la OTAN, con el aval jurídico de Naciones Unidas, para la destrucción de Libia. Como lo hemos dicho aquí infinidad de veces, el país con el más alto estándar de calidad de vida de África, y muy por encima al de muchas naciones europeas. Quizás se cifre en esa realidad la verdadera razón para haber sometido al pueblo y la patria del Coronel Mohammed Gadaffi, al martirio iniciado en los primeros meses de 2011 y que hasta hoy no ha cesado.

Terrorismo.- Antes de que asumiera la presidencia, Donald Trump fue hasta Langley, estado de Virginia, para reunirse con el equipo local de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), una de las cuevas de lo que analistas, historiadores y políticos llaman el Estado profundo norteamericano.

Imperialismo.- El imperio norteamericano y sus aliados vienen desarrollando una política guerrerista en el medio oriente, siendo concreción de la misma las conocidas intervenciones en Afganistán, Irak, Libia y ahora Siria. En los últimos años hemos sistematizado las enseñanzas que surgen de tales experiencias, las cuales están reseñadas en los siguientes ensayos: “LA  ACTUAL ESTRATEGIA DE INTERVENCION IMPERIAL  (Febrero 2010) y “LOS EEUU COMO ESTADO FORAJIDO”. (Agosto de 2012). De la misma manera, también hemos evaluado el marco doctrinario donde se inscriben, específicamente  la versión de “manual” que predomina,  por ejemplo,  el “FM 3-24. US ARMY FIELD MANUAL”.

Ante la acusación del ahora presidente Donald Trump, quien señala que la administración Obama no obtuvo prácticamente nada de los países aliados a cambio de la «defensa» que Estados Unidos les garantiza, el New York Times acaba de lanzarse al ruedo con la publicación, el 16 de enero de 2017, de una documentación basada en datos oficiales para demostrar lo que la administración Obama hizo para «defender los intereses de Estados Unidos en el extranjero».