Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

La administración de Donald Trump en la Casa Blanca, sin dudas, ha actuado con mucha más consistencia contra la Revolución Bolivariana en comparación con administraciones que le precedieron.

Las guerras del Siglo XXI tienen la particularidad de parecerse a las movilizaciones por derechos ciudadanos. La larga experiencia del Pentágono en intervenciones y políticas de disciplinamiento en todos los continentes y en todo tipo de situaciones, ha llevado a concebir las guerras de maneras muy distintas a las empleadas, con mayor o menor éxito, en épocas pasadas (tan cercanas como las del último Siglo XX).

La desesperación de la oposición venezolana, dirigida por la MUD, al ver fracasar su guerra económica y financiera en las sombras con el apoyo de los medios globalizados de comunicación nacionales y extranjeros, culpando al Gobierno y su modelo, ha decidido dar la batalla final al chavismo recurriendo a lo peor: el terrorismo.

Es preciso iniciar este análisis confirmando que son múltiples los intentos fracasados de ajusticiar al presidente sirio Bashar al Assad a través de complots, por lo cual la interrogante se refiere a una guerra declarada, ya que se conoce que el Gobierno estadounidense actualmente realiza una agresión constante al país, ocupando ilegalmente su territorio e impulsando una política de derrocamiento del presidente legítimo, además de apoyar directamente a los grupos terroristas Estado Islámico y Al Qaeda. Es decir, actúa de modo vengativo y amoral debido a su fracaso a la hora de apoderarse de dicha nación, de sus riquezas naturales y de no obtener un nuevo enclave para destruir a Irán, principalmente.

A quien le interese el tema y tenga tiempo para investigarlo le recomiendo que lea los medios de comunicación serios y decentes que todavía quedaban en enero de 2011 cuando comenzó la llamada "primavera árabe". Casualmente yo estaba en Argelia, invitado por la Academia Diplomática de ese país para dictar unas conferencias sobre América Latina, de manera que pude vivir el fenómeno en su nacimiento, sobre todo porque me encontré con un diputado colombiano que estaba en Argel y debía viajar a Túnez justo ese día 14 de enero cuando el autoritario presidente de ese país, Abidine Ben Ali dimitió. Le aconsejamos al parlamentario del país vecino que interrumpiera su travesía y regresara a Bogotá, ante el riesgo, posteriormente comprobado que significaba el inicio de las revueltas.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº33