Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Escuchaba la excelente entrevista realizada por la compañera Erika Ortega Sanoja de Russia Today (RT) al reconocido analista francés Thierry Meyssan*, y la certeza de todas las advertencias que hemos hecho por las amenazas que se ciernen contra Venezuela la sentí de pronto como un golpe. Siempre he creído en la posibilidad del error de mis análisis; en el más común error de la exageración cuando incurro en las comparaciones de los escenarios, los actores que se aprecian en el tablero del Medio Oriente y Latinoamericano. Las diferencias subyacentes entre ambos escenarios, entre ellas las culturales, agregan a la posibilidad de estar equivocado. Pero Meyssan tiene en su historial la dolorosa condición de no fallar en sus análisis, predicciones, y de estar siempre allí, en el lugar de los acontecimientos, antes y después del caos, para contar la verdad de primera mano al mundo.

El 29 de febrero de 2004, también sería el último día del gobierno del único presidente de Haití electo democráticamente en doscientos años de historia, Jean Bertrand Aristide. De madrugada, un grupo de “marines” norteamericanos se presentó a la casa de Aristide, le obligó a firmar su renuncia bajo la amenaza de un baño de sangre, lo montaron a la fuerza en un avión militar y, tras un largo vuelo de 20 horas sin poder comunicarse con nadie, fue deportado a la República Centroafricana.

El pasado miércoles 17 de mayo, obtuvimos una resonante victoria en las Naciones Unidas al derrotar la maniobra del Gobierno Norteamericano de introducir como tema de la agenda del Consejo de Seguridad la situación interna de Venezuela. Quiso el Imperialismo, por esa vía tan peligrosa, estrechar el asedio contra nuestro país, querían emboscarnos y fallaron, pero la intención o mala intención de la potencia más agresiva y poderosa del mundo debe poner en guardia a todos los venezolanos.

Nuevamente la derecha venezolana de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), muestra la cara más virulenta del Fascismo criollo, la acciones de grupos terroristas y paramilitares, muchos psicólogos de EEUU han afirmado que la derecha venezolana, ha enfermado a sus partidarios de un odio racista, la cual se ve reflejado no solo en las guarimbas, sino se ha transportado a hechos inmorales, de usar niños de los barrios para armar coctel molotov, como lo muestran las imágenes de la prensa y en las redes sociales, además estos grupos de facinerosos cobran dinero de la derecha y reciben los equipamientos para matar, a los policías, militares y chavistas, destruir las ciudades como un hecho de destrucción irracional.

Una teoría ha sido creada desde Estados Unidos para aglutinar la opinión pública y justificar agresiones de distintos tipos contra aquellos Estados que no concuerden con su política, el Estado Fallido. Para ese país, cuando ocurren guerras civiles, gobiernos ilegítimos, escasez de servicios públicos, crisis humanitarias, declives económicos, entonces se está en presencia de un Estado débil, fallido. Estos Estados, de acuerdo al Reporte "State Failure Task Force" de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), ponen en peligro la seguridad de EEUU y la internacional, para lo cual "debía establecerse una estrategia de intervención".

Frases


“Tenemos que ayudar todos los días al nacimiento de la conciencia cuando no la haya, y al fortalecimiento de la conciencia cuando ya exista”

Hugo Chávez

Correos del Sur