Dice un viejo adagio: el que siembra espinas no espere cosechar flores, y eso le esta sucediendo al presidente Donald Trump quien desde su llegada a la Casa Blanca ha impuesto sanciones contra legítimos gobiernos que no le agradan o a los ve como potenciales enemigos económicos.

La expectativa dominante es que las elecciones se realizarán. Un sector de la oposición llama a la abstención, que se transformará en boicot, en violencia. Es la opción de Trump. Pero, la guerra que él nos ha declarado tiene un trasfondo político y diplomático, que el presidente Maduro ha sabido enfrentar. Por eso Trump no ha podido avasallarnos políticamente. Como he sostenido, si ganamos la batalla política, podemos evitar la agresión militar.

Nadie espera que Donald Trump condenase el último ataque militar de Israel a la manifestación pacífica de los palestinos en la “Gran Marcha del Retorno” del 30 de marzo, que ha dejado una veintena de muertos y cerca de 2.000 heridos. Los palestinos iban a recordar al mundo la fecha de la apropiación de sus tierras en 1976 por Israel y reclamar el regreso de cerca de 700.000 personas expulsadas de sus hogares en 1948.

Una nueva escalada de ataques de EEUU y Colombia a Venezuela, son parte de una guerra asimétrica y la búsqueda de controlar el oro negro, con una de las mayores reservas de crudo, además de las reservas de Oro, Coltan, diamantes y otros minerales, estos recursos son apetecidos por el Departamento de Estado y la visión misógina del presidente Donald Trump, que en su concepto de una economía proteccionista, busca controlar el mundo. Entre ellos Venezuela que con las mayores reservas del crudo, y una cercanía a EEUU su transporte es más económico, que importar o robar petróleo del Medio Oriente, ahora que los recursos de Siria, han vuelto a su nación, logrando la mayor derrota del terrorismo y el control del petróleo de este país, estos hechos marcan la falsa democracia de EEUU y sus socios de Unión Europea (UE), que sancionan a las naciones que desarrollan su propia economía y defienden sus intereses nacionales.

En el mes de marzo de 2018, el Comando Sur de los EE. UU. publicó información sobre las estrategias que deben desplegarse en la región en los próximos diez años. Se suman a esto la declaración anual frente al Congreso de EE. UU. del actual Comandante del Comando Sur, Almirante Kurt Tidd (febrero 2018) y escenarios previamente diagramados por el Comando Sur para este año. Los objetivos, medios y estrategias mantienen puntos en común y continuidades con la Estrategia de Defensa Nacional (2018) y la Estrategia de Seguridad Nacional (2017-1018).

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº65