Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Conocí personalmente a Maduro cuando Maduro no era aún Maduro, sino Nicolás. Fue en el apartamento de un viejo amigo y camarada paraguayo, que murió hace unos años exiliado en Caracas, Joel Atilio Cazal.

Parece tragarnos la violencia y ese es su plan. La imponen porque necesitan descomponer el tejido social, empujar el enfrentamiento que, por momentos, parece cercano. Imponen ritmo de la política día a día con muertes, lo presionan como en una caída que se acelera y tiene una fecha clave: el 30 de julio.

Con una declaración final en la que se ensalza “el establecimiento de las relaciones de complementariedad, equidad y solidaridad entre las personas y pueblos; el reconocimiento y universalización del acceso a los servicios básicos como derechos fundamentales, se rechaza la criminalización de la migración, se impulsa el vivir bien en los lugares de origen de las personas migrantes, se aboga por un mundo sin muros y por la ciudadanía universal, culminó en Cochabamba la Conferencia Mundial de los Pueblos. 

Quieren sacar al gobierno de Nicolás Maduro en el más corto plazo a través de la vía que sea posible -todas son válidas, la dirección de la derecha venezolana que frentea con furia.

Ser leal implica en primer lugar ser consecuente con lo que uno ha dicho, con lo que uno ha sido, con lo que uno ha hecho, con lo que uno se ha comprometido con sus camaradas y más allá con un pueblo que sueña y que lucha por una revolución de la cual sigue enamorado.

Frases


“Tenemos que ayudar todos los días al nacimiento de la conciencia cuando no la haya, y al fortalecimiento de la conciencia cuando ya exista”

Hugo Chávez

Correos del Sur