Toda movilización popular posee un potencial de cambio político y social que se percibe tras alcanzar sus objetivos, antes de institucionalizarse en el Estado.

Llevamos muchos días de una asonada política en Nicaragua, el manual coincide con otros procesos “golpes de estado”, ahora refinados con el estilo de golpe blando tropical, pero con una carga de mucha violencia, odio y manipulación mediática, el libreto empieza con la desinformación en el ámbito nacional e internacional redes sociales que desencadenan noticias falsas y se convierten en verdades, además desde Washington se financian presiones de todo tipo para desestabilizar el país.

Desde Paraguay celebramos con júbilo la gran victoria de Andrés Manuel López Obrador, que es la victoria del pueblo de México y de todos los pueblos de nuestro continente.

Salvo un escandaloso atraco electoral, todo indica que López Obrador será el futuro presidente de México. Ratificada ampliamente en las urnas su ventaja sobre los otros candidatos (confirmada por todos los "boca de urna") quedan aún dos incógnitas para dilucidar. Una, si la maquinaria del PRI enquistada en el estado mexicano le permitirá asumir la presidencia o si, como ya lo hicieran con él -y antes con Cuauhtémoc Cárdenas- se le privará de asumir la primera magistratura del país perpetrando un gigantesco fraude en el conteo de los votos o en las posteriores instancias de validación de las actas comiciales. Segundo, la posibilidad de que, ante su indiscutible victoria hubiera algún atentado criminal contra su persona. Afortunadamente ambas eventualidades son poco probables pero no deben ser desechadas. El PRI termina esta elección en el tercer lugar, algo inédito en toda su historia, reflejo del inmenso desprestigio de esa fuerza política y del presidente Peña Nieto. Difícilmente podría montarse un despojo otorgándole la victoria no al segundo, el candidato del PAN, sino al tercero, que sería el del PRI. Así todo sería temerario descartar una nueva estafa electoral.

El Frente de Luchadores Sociales Francisco de Miranda (FFM) surgió el 29 de junio del año 2003, por iniciativa de los Comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro, tras una visita a la Escuela de Luchadores Sociales de La Habana, Cuba. Allí ambos líderes reconocieron la necesidad de dotar a la Revolución Bolivariana de un sólido núcleo de actores sociales efervescentes que impulsaran desde las bases, el profundo proceso de transformación para la construcción socialista. Saludamos un nuevo aniversario de este heroico frente y reiteramos la necesidad, hoy más que nunca, de mantener en alto con su ejemplo el legado político de estos dos gigantes.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº71

 

Descargar