Hace cincuenta años cuando se fundó CLACSO, resultaba difícil imaginar la importancia que tendría nuestra institución en la región, no sólo en el plano académico sino como referente para quienes pensamos a Latinoamérica y el Caribe como un territorio de independencia económica y cultural, integración, inclusión y a la vanguardia de los debates y propuestas que permitan abordar la crisis civilizatoria del nuevo milenio. Hoy CLACSO es un referente para las Ciencias Sociales en el mundo y eso, se lo debemos a generaciones de investigadoras e investigadores que han trabajado para ello; debemos sentirnos muy orgullosos de nuestras raíces plurales que hicieron posible la construcción, en la realidad, de un sueño colectivo.

Se han obtenido importantes e innegables triunfos políticos en la difícil coyuntura actual. Los resultados del 15 de octubre son una clara expresión de ello, como ya lo comentaba el artículo pasado, tiene muchas lecturas y mensajes. Quiero insistir en el mensaje más importante: el Comandante Chávez y su legado sigue vivo en el corazón del Pueblo, en la conciencia del humilde. Acá no hay milagros, fenómenos ni liderazgos alternativos al del Comandante Chávez. También considero importante entender, que esa conciencia que mantiene al Chavismo está fundada en en la posibilidad del socialismo, la justicia social, la redención de todo el pueblo, un futuro mejor, luminoso para nuestra patria.

Quien fuera el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Isaias Rodríguez, ha enviado una carta a sus compañeros de la ANC donde explica su separación de este ente del poder originario y su retorno a Italia como embajador.

Las urnas son un escenario. La calle, la Plaza, los escenarios por excelencia de los momentos populares. De una u otra forma sin una nueva cultura revolucionaria no puede haber revolución posible.

En más de 40 años de actuación pública, mi vida personal fue permanentemente investigada –por los órganos de seguridad, por los adversarios políticos, por la prensa. Por luchar por la libertad de organización de los trabajadores, llegué a ser detenido, condenado como subversivo por la infame Ley de Seguridad Nacional de la dictadura. Pero jamás encontraron un acto deshonesto de mi parte.

Frases


“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº48