Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El continente está viviendo un momento de inflexión histórica. Ciertamente, después de diez años continuos de expansivas victorias políticas de las fuerzas revolucionarias y progresistas en Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Paraguay, Ecuador, Nicaragua y El Salvador, existe un estancamiento de esta irradiación e incluso un retroceso territorial. Es así que a la conspiración política conservadora en Honduras, Paraguay, Venezuela y Brasil, le ha seguido la derrota electoral en Argentina. En los últimos dos años, de un espíritu general de época caracterizado por la ofensiva hemos pasado a la defensiva política y electoral.

Será la responsabilidad de todos los actores sociales y políticos comprometidos con un cambio verdadero, de fondo, y no sólo de formas y colores, trabajar para apuntalar un dialogo y debate nacional para la construcción de un gran proyecto nacional para retomar la construcción de ese Paraguay justo para todos y todas.

Conocí personalmente a Maduro cuando Maduro no era aún Maduro, sino Nicolás. Fue en el apartamento de un viejo amigo y camarada paraguayo, que murió hace unos años exiliado en Caracas, Joel Atilio Cazal.

Parece tragarnos la violencia y ese es su plan. La imponen porque necesitan descomponer el tejido social, empujar el enfrentamiento que, por momentos, parece cercano. Imponen ritmo de la política día a día con muertes, lo presionan como en una caída que se acelera y tiene una fecha clave: el 30 de julio.

Con una declaración final en la que se ensalza “el establecimiento de las relaciones de complementariedad, equidad y solidaridad entre las personas y pueblos; el reconocimiento y universalización del acceso a los servicios básicos como derechos fundamentales, se rechaza la criminalización de la migración, se impulsa el vivir bien en los lugares de origen de las personas migrantes, se aboga por un mundo sin muros y por la ciudadanía universal, culminó en Cochabamba la Conferencia Mundial de los Pueblos. 

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº33