Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

No es fácil escribir por estos días, la muerte duele, el llanto de las madres y los padres duele. La muerte entre hermanos de una misma Patria duele. Y no es tan fácil como decir que el que muere manipulando un explosivo, es culpable de su propia muerte, o que el efectivo de orden público que hizo uso ilegal de la fuerza, es responsable individualmente ante la justicia de sus actos. Me niego a la simpleza de esos juicios, sin mirar el contexto en el cual se han producido más de 70 muertes de venezolanos y venezolanas.

Una visita a Río de Janeiro me dio la oportunidad de conversar con numerosos amigos, militantes sociales y colegas que participaron en el estupendo seminario internacional que organizara la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) junto con otras instituciones académicas, en conmemoración del primer centenario de la Revolución Rusa. De esos fructíferos intercambios con mis interlocutores brota el siguiente diagnóstico sobre la situación brasileña, que me permito compartir con mis lectores.

Incumplimiento de planes administrativos, corrupción e impunidad son problemas reales que pueden ser combatidos con normas constitucionales. Veamos cómo.

Esta deschavetada derecha va dejando un reguero de vergonzosos precedentes para la historia política nacional. Quemar gente, linchar, saquear, destruir, atacar con chopos y hasta morteros a sus propios seguidores (fuego amigo o daño colateral se excusará Guevara) y a las fuerzas del orden público. Tremenda forma de hacer política de esta desquiciada gente.

“Los mismos que hablan de represión son los que alientan la violencia, la muerte y el odio” General en jefe Vladimir Padrino López.

Frases


“Tenemos que ayudar todos los días al nacimiento de la conciencia cuando no la haya, y al fortalecimiento de la conciencia cuando ya exista”

Hugo Chávez

Correos del Sur