Demostrando que los años lejos de tornarlo más sabio han potenciado su obcecación y su fanatismo Vargas Llosa declaró hace un par de días en Madrid que la elección de Gustavo Petro en la próxima elección presidencial de Colombia sería un grosero error. Según el novelista peruano Petro es “un candidato muy peligroso que puede empujar a Colombia cada vez más hacia soluciones de tipo colectivista y estatista, es decir, a un populismo.” Por supuesto, se trata de opiniones que carecen de fundamento. A esta altura de su vida Vargas Llosa no se preocupa por estudiar seriamente los temas sobre los cuales opina sino que emite despreocupadamente sus “ocurrencias”, productos cerebrales que no deben confundirse con las ideas, que son expresión de un razonamiento complejo por completo ausente en aquéllas. Quien quiera ver un completo catálogo de sus “ocurrencias” no tiene más que leer su último libro, La Llamada de la Tribu, para comprobarlo.

1 La situación se torna más peligrosa para Venezuela después del domingo 20 de mayo. Lo demuestra la reacción dentro del país, y en el exterior, de aquellos que se han trazado como objetivo el derrocamiento del gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro. Un proceso comicial impecablemente democrático, con un sistema electoral blindado contra el fraude y cualquier otra manifestación delictiva, con amplísima participación de observadores y acompañantes del mundo, así como la presencia de varios candidatos de oposición, fue condenado como nunca había ocurrido. Al comienzo del proceso, en medio del proceso y, posteriormente, cuando éste culminó y  la autoridad competente, el Consejo Nacional Electoral, anunció al país el resultado.

Cuando en un matrimonio las parejas se divorcian y al cabo de los años vuelven a unirse, se dice que segundas partes no son buenas, y esto le esta sucediendo al pueblo argentino al volvérsele a imponer agresivas políticas neoliberales y un espinoso regreso al Fondo Monetario Internacional (FMI).

No todo el daño nos lo causa el Imperio. Este ha creado un termitero para carcomer la Revolución, a cargo de una parte de la militancia.

No son más de 10 empresas las responsables de producir y distribuir el 80% de la harina de maíz, la de trigo, la pasta, el arroz, el aceite, el café, la leche, los huevos y el pollo que requerimos los venezolanos. Son otras 3 las responsables de abastecernos de pañales, papel higiénico, dentríficos, jabón y toallas. Y unas 10 más de medicamentos.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº71

 

Descargar