Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

La oposición venezolana no puede con Nicolás Maduro. Sus sectores más radicales llaman -una y otra vez- a “la calle”, pero el antichavismo y/o antimadurismo no responde el llamado. La última gran movilización de la oposición fue en setiembre del año pasado. Mientras la nueva y difusa consigna de “Elecciones Ya” no prende, el gobierno debe pelear con enemigos mas allá de las fronteras.

Con un clima gremial cada día más denso, un horizonte de la economía aún más preocupante que el presente y el registro callejero flotando entre decepción e incertidumbre absoluta, se debe prestar atención a la probabilidad de que haya tomado cuerpo, formalmente, la intención de meter presa a Cristina.

Algunos gobiernos neoconservadores, como el del macrismo, han incorporado dos lecturas al consumo. Una economicista: el exceso de demanda amplia la inflación. Y, otra, moralista: no se puede tener más de lo que realmente uno es.

Sin dudas, seguiré admirando su obra literaria, pero qué pena tan grande sentí al verlo, ahora, en edad provecta, haciendo un papel como el de Zavalita preguntando: “¿En qué momento se jodió la Argentina?”. Usted eludió en la tele una respuesta digna.

El presidente argentino Mauricio Macri ha hecho lo imposible por llevar al país hacia la dirección más extrema del neoliberalismo en beneficio de los grandes capitales, con la visible intención de superar al ex mandatario Carlos Saúl Menem y convertirse en el campeón del rumbo capitalista para la región.