Desde hace mucho tiempo, a Andrés Manuel López Obrador lo han acusado de ser un mesías tropical y a quienes lo apoyamos como morenacos. De la misma manera, durante la Revolución Mexicana los periodistas mercenarios decían que Emiliano Zapata era el Atila del Sur y hacían constantes alusiones al color de piel y la ascendencia indígena de muchos de los seguidores de Zapata y de Pancho Villa.

Las elecciones de octubre son, sin duda, las de pronóstico más dudoso desde 1989, cuando los brasileños volvieron a las urnas para elegir un presidente luego de 28 años. 

1.- El equipo perdedor envía una pandilla de sicarios a secuestrar y sacar del país al capitán de la oncena adversaria; soborna árbitros que descalifican a los jugadores estrella apenas pisan la cancha; hace detener a los emergentes mediante falsas acusaciones ante jueces comprados; suelta por las tribunas pistoleros que tirotean y desaparecen a discreción a la fanaticada; hordas que desmantelan las gradas y roban los equipos deportivos y tramposos que falsifican marcadores y puntajes ¿Llamaríamos a esto restauración deportiva? ¿O diríamos más bien que se trata de un desbordamiento del hampa que amenaza al partido?

Ambos contendientes, líder sindical y Presidente, dispiutan un juego donde se pueden quemar, donde el que más puede perder es Macri, en medio del deterioro social, inundaciones y una “cláusula gatillo” de doble vara.  Preocupantes novedades en la doctrina policial y la intervención militar.

Los medios de comunicación internacional divulgaron con mucha estridencia que el viaje del Secretario de Estado Rex Tillerson a América Latina y el Caribe, fue diseñado para poner de acuerdo a la región en contra de Venezuela y poner presión a Caracas a través del incremento de las sanciones económicas, aunque también Tillerson se proponía pulsar el sentir de los gobernantes de la región para logar un apoyo a Estados Unidos y Colombia en su afán de producir una agresión militar contra Venezuela. Por eso, visitó a algunos de sus más cercanos aliados, sobre todo aquellos que han sido particularmente agresivos contra Venezuela. La estadía en Jamaica, un cercano cófrade de Estados Unidos en el Caribe, perseguía el objetivo de atraer a los pequeños países de la Cuenca, que hasta ahora han resistido con firmeza y decisión, amenazas de todo tipo provenientes de Estados Unidos para que cesen su apoyo a Venezuela. Si en lo político, Jamaica era el país menos importante en la gira de Tillerson, en términos diplomáticos, fue el propósito más preciado del viaje del Secretario de Estado.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº56