Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Les huele a final. Donald Trump amenazó públicamente con sanciones económicas si el gobierno avanza en las elecciones de la Asamblea Nacional (ANC) el 30 de julio. El secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, fue en persona al Senado de los Estados Unidos a exponer sobre la crisis en Venezuela. Han instalado el resultado sin prueba alguna -quemaron las urnas antes del recuento- de los 7.676.894 votos que habrían conseguido en el plebiscito del domingo. Los medios internacionales los inflan, defienden, legitiman en cada uno de sus actos. Sienten que ya, que están a punto.

De la Constituyente convocada por el presidente Maduro han dicho de todo: "te va a quitar tu casa, tu carro, tu par de perros y gatos, te quitará tu bodega, tu trabajo, la escuela privada que cobra bien caro la educación de tus hijos, tus hijos y hasta las cosas que ha subsidiado el Gobierno: cherys, teléfonos inteligentes, viviendas, etc."

Inspirado en los manuales de Gene Sharp, el sacerdote jesuíta Luis Ugalde ha creado varios acuerdos de gobiernos de transición.

Concluida la hora de los payasos y maromeros, llega la hora del dueño del circo. Donald Trump se ha referido a Venezuela en los términos en que se refieren los dueños a sus esclavos, los terratenientes a sus haciendas, los señores feudales a sus vasallos. Si esto fuera un certamen a ver quién honra más la exactitud de la retórica, habría que preguntarles a los fascistas qué mierda es lo que entienden por libertad, democracia y soberanía, cuando su triunfo más sonoro del año ha consistido en la reacción directa de su amo. El papá interviniendo en la pelea fundacional de su hijo contra otro de su tamaño en la escuela primaria. Así que al fin tienen una oportunidad de cumplir al menos una de sus amenazas: calle sin retorno. Eso es: CÁLLENSE y no tornen a hablar, Guevaras, Allupes, Smolanskis y Borges del patio. Ya habló el propietario, el jefe, el que mueve los hilos desde allá arriba para que ustedes sean capaces de menearse como si tuvieran vida propia.

Largas colas hasta entrada la noche. Esas fueron algunas de las imágenes que más se difundieron todo el domingo. Las vimos en Catia, en El Valle, Petare, La Pastora, en la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Apure, Yaracuy, Barinas, en cada punto recorrido, en cuanto reporte de situación que llegó a los grupos de watsap, en las imágenes de Twitter. El chavismo mostró, una vez más, que posee una consciencia del momento histórico, del lugar que ocupa, de la importancia del ejercicio democrático como forma de resolución de los conflictos.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº28