La avalancha de violentas marchas de protesta el pasado año, estremeció a los países latinoamericanos pertenecientes a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) como Venezuela, Ecuador, Bolivia y a las naciones que eligieron el camino progresista-nacionalista: Argentina y Brasil.

Jimmy Morales asumió la presidencia de Guatemala el pasado 14 de enero. Según la prensa local “El discurso de Jimmy Morales duró 36 minutos, fue simple, directo y sin contenidos que permitan análisis.  Expuso una serie de pensamientos alejados de la política y prometió probidad e intolerancia hacia la corrupción”. No sorprenden estas afirmaciones, considerando la trayectoria política de Morales, que ganó las elecciones presentándose “por fuera” de la política y los políticos tradicionales. En algunas entrevistas realizadas a Morales se dejan entrever serias dudas sobre su conocimiento y experiencia en cuanto a la gestión de gobierno, e incluso su desconocimiento cabal sobre algunos temas.

El 16 de enero, en San Salvador de Jujuy, fue detenida la dirigente social Milagro Sala, también diputada al Parlasur, bajo los cargos de “incitación a cometer delitos y tumulto en concurso real”. ¿El motivo? Liderar un acampe frente a la gobernación de la provincia de Jujuy.

El presidente Jimmy Morales ya disfrutó de los honores en una tediosa ceremonia de traspaso de mando, rodeado por una corte pródiga en halagos y parabienes. También tuvo la satisfacción de caminar al compás de La Granadera —sin duda uno de los sueños más acariciados por los políticos— y compartir con un buen número de visitantes extranjeros, cuya presencia le dio mayor realce a tan trascendental jornada.

"Sentimos amenazada nuestra paz social, en serio riesgo la vida del pueblo trabajador y en especial de los pobres. Observamos una actitud de revancha de clase, superioridad intelectual, cinismo y discriminación en las intervenciones publicas de muchos funcionarios -incluyendo al Presidente.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46