Las técnicas gubernamentales para "recuperar la confianza de los mercados" se resumen a una sola: poner un mangante a cargo de las finanzas públicas. Macri lo tiene claro.

Por lo visto nos tendremos que ir acostumbrado con el presidente oligarca Macri a una suerte de aluvión zoológico de gorilas golpistas, menemistas reciclados, ministros empresarios de las multinacionales, oligarcas de la sociedad rural, la farándula decadente, periodistas cartelizados y políticos de la vieja y nueva derecha nacional argentina que asumirán el poder el próximo 10 de diciembre. La referencia del aluvión zoológico es muy cara a la historia argentina, porque se refiere a la manera que estos mismos sectores se referían despectivamente al aluvión popular que entró a la plaza de mayo el 17 de octubre de 1945, fundando el nuevo movimiento popular conocido como peronismo. El nuevo movimiento conservador reciclado del siglo xxi está encaminado a superar década menemista como tragicomedia en una especie de parque jurásico, que seguramente va dar muchos motivos para que los novelistas y cronistas del realismo mágico latinoamericano vuelvan al ruedo renovados. En este período preelectoral han sucedido curiosidades que muestran como se fue armando el entramado de alianzas políticas y de grupos económicos para construir una nueva mayoría conservadora que comenzará a gobernar en los próximos días. Entre ellas como ha surgido un personaje mediático, el médico Pediatra Abel Albino, próximo asesor de Macri en materia de desnutrición, quien fue vendido como posible ministro de salud y que algunos promueven su candidatura a Premio Nobel.   

Brasil fue un campo de ensayo para el esquema político que terminó resultando en Argentina, en la búsqueda de la derecha de derrotar a gobiernos populares por la vía institucional. Después de sucesivas derrotas – en algunos países suman 4 derrotas -, en elecciones presidenciales, la derecha fue perfeccionando un esquema que casi resultó en Brasil, pero terminó teniendo éxito en Argentina.

La burguesía venezolana y sus operadores políticos han desarrollado un conjunto de argumentos para desmoralizar al pueblo y hacerlo desistir de respaldar activamente al chavismo en las elecciones parlamentarias del 6 d diciembre. Estas son algunas claves para hacerle frente y asegurar el triunfo popular.

El triunfo electoral del ultraconservador y menos que mediocre jefe de gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, constituye la victoria política-económica de las corporaciones, del capitalismo especulativo internacional (léase fondos buitre, Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial), de las mafias mediáticas que lideran el Grupo Clarín y La Nación; y por supuesto, de Washington que ve una magnífica oportunidad para dinamitar el proceso integracionista en Suramérica, extendiendo su criminal política de "libre comercio".

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38