Al acordar la firma del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, Japón, Australia, Brunei, Canadá, Malasia, Chile, México, Perú, Nueva Zelandia, Singapur y Vietnam), Barack Obama intenta recuperar hegemonía en lo económico y en este escenario entran también el acuerdo nuclear con Irán y el deshielo con Cuba.

1 Parece un simple detalle, pero no lo es. Suscribir un acuerdo para respetar el resultado de las elecciones del 6 de diciembre se ha convertido en un problema debido a la posición adoptada por los dirigentes opositores que se niegan a suscribirlo. La negativa está en la línea de otros episodios en los cuales este sector político incurrió en el error de actuar en dirección opuesta a lo que el país quiere: reglas de juego claras, respeto a los compromisos adquiridos. Es una constante, desde que Hugo Chávez triunfó en las elecciones de diciembre de 1998 que la oposición asuma esa actitud en momentos difíciles. Sus líderes creen que ser oposición consiste decir no a cualquier iniciativa proveniente del sector oficial. Así ocurrió en los turbulentos años que siguieron al acceso de Chávez a la presidencia. Por ejemplo, dijeron un no contundente a la nueva Constitución, la Bolivariana -a la cual se acogieron años después. A los reiterados llamados a dialogar del Jefe de Estado días después del golpe del 11-A, pese a que su liderazgo apoyó la violación del Estado de derecho. Son incontables los momentos en que el gobierno bolivariano formuló a la oposición propuestas beneficiosas para el país destinadas, además, a establecer una relación civilizada con el adversario, despreciadas al atribuirles grotescas motivaciones como el miedo ante el inminente derrumbe del régimen. Igual pasó con el llamado de Maduro a dialogar al asumir la presidencia, interpretado como señal de debilidad de un gobierno cuyos días estaban contados.

Nada egocéntrico el “comediante” y nada más eso le pide cuerpo, en sus propias palabras: “Mi aspiración más alta es que dentro de 100 años en las aulas escolares se enseñe que Jimmy Morales fue el mejor presidente de la historia guatemalteca.

El boom neoliberal en las universidades de Venezuela tiene larga data, desde los años 70 los centros de estudios universitarios además de haber sido allanados en muchas oportunidades por los cuerpos represivos de la IV república, también fueron asaltados por un cartel de “académicos” neoliberales que secuestraron el espíritu crítico y creador de lo que quedaba de universidades, de esos estudios dizque llamados “superiores” para exaltar la vanidad, además de excluyente y de formar a las y los futuros líderes del país para garantizarse así la continuidad neoliberal en dichos centros de estudios y en escenario institucional de la administración pública y como en la privada. 

Sin duda existen dos Méxicos, el formal, ese que cada seis años cambia su presidente, los gobernadores, los senadores y los diputados, como cualquier democracia del mundo. Existe ese México que emite documentos y papel moneda, que tiene embajadores, artistas, jugadores de fútbol, modelos, estrellas de televisión; el México que intenta controlar sus fronteras, la inflación, que cuida la salud y la educación de sus ciudadanos. Y existe el otro México, el real, donde nada de lo dicho pasa o importa.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38