Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Antes de la entrega de la medalla oficial de la Orden de las Artes y las Letras de Francia, Quino estuvo en el programa de la televisión Argentina “Puerto Cultura” donde fue entrevistado alrededor de 50 minutos. Su obra, sus personajes… toda una delicia.

Estados Unidos lucha por imponer una red mundial de dominio cuyo centro esté en Wall Street y tenga sucursales en otros centros financieros.

El sociólogo argentino Gabriel Merino, autor de Crisis mundial y encrucijada nacional-latinoamericana y referente de la Corriente Nacional Popular Latinoamericana (CONAPLA), explica en qué se diferencia este proyecto del antiguo imperialismo unipolar, que también lucha por imponerse, y cuáles son las posibilidades de los bloques alternativos para evitar que se materialice el proyecto final de la globalización.

¿Cuáles consideras que son las fracciones del Imperio que están en contradicción?

El Imperio está atravesado por la puja entre un viejo imperialismo y un nuevo imperialismo. Hay una fracción avanzada, transnacional y global, dominantemente de ideología neoliberal (y con un ala "progresista" liberal), que busca instituir su poder transnacionalizado y en red.

Para este nuevo sujeto social con núcleo en la red financiera global, que emerge como afirmación global de una nueva forma de capitalismo, la superación de EEUU como Estado-superpotencia mundial, con su particular lógica territorial configurada bajo formas capitalistas anteriores, se vuelve necesaria para avanzar hacia el nuevo formato imperialista donde no exista una potencia hegemónica central excluyente, sino un imperialismo desplegado en una red jerarquizada de ciudades financieras globales.

A ello deben sumarse los complejos militares y tecnológicos, en cuya cima se encuentra el Pentágono. Estos constituyen los nodos principales (con EEUU como nodo central) que darían forma a lo que como tendencia plantean un Estado Red Global, cuya territorialidad es el Globo como conjunto.

La fracción angloamericana global, que es unipolar pero multilateral (un polo de poder, muchos lados), avanzó con el G-20 (en 1999 bajo el gobierno de Clinton y luego reflota con Obama), muchos de sus cuadros coinciden en avanzar hacia una moneda global a través de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional, desarrollan nuevos esquemas de integración global tales como los acuerdos transatlánticos y transpacíficos, son partidarios del Poder Inteligente y el Soft Power para la construcción hegemónica del capitalismo transnacionalizado y centran el eje del conflicto en la región Asia-Pacífico. Pretende imponer la "Pax financiera global" y contener los bloques de poder emergentes, devenidos en nuevos polos relativos de poder, y a los bloques de poder centrales que desafían su dominio.

Por otro lado, la fracción americana aferrada al viejo imperialismo de posguerra, unipolar y unilateral, comandada por los conservadores liberales y los neoconservadores (que tiene al indomable Tea Party como su expresión de derecha más radicalizada), necesita conservar el dólar como moneda mundial, el poderío del complejo industrial-militar del Pentágono como núcleo de la economía estadounidense y de la supremacía imperial (de todo el complejo y no sólo en sus desarrollos tecnológicos más avanzados).

Impulsa el ALCA para ampliar un Estado Continental desde el cual mantener su condición dominante en el Orden Mundial, y necesita desarrollar la "diplomacia militar" (sobre la diplomacia financiera) para imponer sus intereses. Además, las guerras convencionales con gran movimiento de tropas son un gran dinamizador del complejo industrial militar del Pentágono.

¿En qué hechos se visibiliza esto, teniendo en cuenta que después del discurso de Obama de West Point, el unilateralismo parece tomar más fuerza y los candidatos a sucederlo poseen un tono más guerrerista, como es el caso de Hillary Clinton?

Por ejemplo, tanto en Siria como en Palestina se observa esta lucha imperial interna. Allí, los neoconservadores (el imperialismo unipolar) son partidarios de tener a Medio Oriente como escenario central del conflicto, controlar dichas reservas de hidrocarburos y el territorio central de Eurasia-África, impulsar la invasión con tropas de los países controlados por fuerzas enemigas. Se rehúsan a la paz en Palestina y pretenden invadir Siria.

Por otro lado, Obama y el bloque angloamericano globalista, pretenden avanzar con la solución de dos Estados en el conflicto de Palestina e Israel, realizar operaciones de inteligencia, insurgencia, guerra electrónica y a través de drones para operar en Medio Oriente; financiar, legitimar y entrenar a las fuerzas civiles y militares que al interior de los Estados se enfrentan a sus enemigos. El bloque globalista necesita concentrarse en el Pacífico, ir contra China y Rusia, y romper el Estado Continental Suramericano-Latinoamericano a través de la Alianza Pacífico

Como planteo en un libro que está por salir, para avanzar en este cambio de estrategia, Obama colocó dos cuadros clave en defensa y seguridad, quienes aseguran una política alineada con la concepción globalista multilateral.

John Brennan, asesor en antiterrorismo de Obama, quedó al frente de la CIA. Brennan tuvo un rol central en la elaboración de las políticas administrativas referidas a los aviones no tripulados y a la guerra cibernética, las dos armas más novedosas y políticamente sensibles del arsenal norteamericano, en línea con la concepción policial del imperialismo global. Este enfoque combina tecnología de control remoto y una diplomacia a la distancia-multilateral, potenciando los conflictos bajo la forma de guerras civiles. Los ataques con aviones no tripulados aumentaron seis veces bajo el gobierno de Obama, que hizo uso de armas cibernéticas a principios de su presidencia, cuando ordenó una serie de ciberataques contra instalaciones de enriquecimiento de uranio de Irán.

Reforzando este avance, Obama nombró al republicano Chuck Hagel como secretario de Defensa. Hagel, el primer veterano de Vietnam en asumir al frente del Pentágono, se opuso a la política exterior de George W. Bush, rechazó la colaboración incondicional de Washington con Israel y adhiere a una política de enfrentamiento económico, político y de operaciones de inteligencia hacia Irán, evitando un enfrentamiento abierto (a ello se lo considera la postura “moderada”).

Con el triunfo electoral de Obama se refuerza la política estratégica para lograr que China sea un mercado emergente y renuncie a constituirse como un bloque de poder. Por ello, como dijimos anteriormente, la centralidad va a estar puesta en el control del Pacífico.

Pero pareciera estar en contradicción con la posición de su exsecretaria de Estado, la Clinton...

En el caso de Hillary Clinton, cuadro de la fracción Global, sus posiciones más belicistas pueden deberse a dos cuestiones. Por un lado, por su pretensión de ser candidata para las próximas elecciones presidenciales y querer disputar a los republicanos el voto de la franja conservadora-liberal o los llamados de "centro" y "centro-derecha". En segundo lugar, por las diferencias que existen, en muchos casos profundas, al interior del bloque global angloamericano. En tercer lugar, a partir de la agudización del conflicto con Rusia por Ucrania y también con China (por el archipiélago de Spratly y las islas Diauyou), que son los principales enemigos con capacidad de desafiar el orden global angloamericano, las posiciones de los cuadros políticos y estratégicos de periodistas e intelectuales de dicha fracción han cobrado un grado de beligerancia mucho mayor.

En este sentido, son cotidianas las editoriales y columnas de opinión en el Financial Times y otros medios anglosajones globales que claman por endurecer las posiciones con Rusia e incluso observan la posible necesidad de una guerra.

¿El clásico enfrentamiento entre palomas (moderados) y halcones (extremistas)?

Esta no es una pugna interna entre halcones y palomas o entre buenos y malos. Es lógico que la fracción retrasada aferrada al viejo imperialismo asuma posiciones que, como en el caso del Tea Party, sean neofascistas. Sin embargo, del otro lado no hay palomas sino necesidades y objetivos estratégicos diferentes, así como mayor capacidad para desarrollar el multilateralismo por su despliegue transnacional.

Por otro lado, en términos económicos, la fracción avanzada expresa el mayor desarrollo de las fuerzas productivas dentro del capitalismo financiero trasnacional, con lo cual busca expandir su dominio sobre los emergentes y tiene capacidad para conducir económicamente dichos territorios sociales en cadenas globales de valor descentralizadas e hipersensibilizadas en lo local. Para ello es necesario disciplinar a la vez que estabilizar el mundo, devenir de una fase económica-corporativa de la dominación a una fase hegemónica que se sustente en instituciones globales.

En este marco, ¿por qué se da el aumento de las tensiones con Rusia, China y los BRICS, como si entráramos en una nueva Guerra Fría?

Porque a partir de 2011, con el inicio de la llamada "Primavera Árabe", comienza a desarrollarse la quinta fase de la crisis del orden mundial (que se inicia en 1999) cuya característica central es el enfrentamiento con los bloques de poder emergentes que desafían el devenir hacia un nuevo orden mundial del capitalismo transnacional con conducción angloamericana.

Los BRICS son territorios de expansión de las transnacionales y las redes financieras globales que están atravesados por una dualidad: son mercados emergentes, subordinados al capitalismo transnacional y al orden mundial que pretenden erigir los poderes dominantes, o son bloques de poder emergentes que se constituyen en nuevos polos de poder relativo (aunque no del mismo poder que los polos dominantes). En la medida que se desarrollaron como bloques que desafían el orden mundial y concentran mayor grado de autonomía relativa, estos países comenzaron a estar en la mira.

A partir de ese momento, se lanza la Alianza del Pacífico (en el marco del Acuerdo Transpacífico) que divide a la Unasur y frena el avance del núcleo Mercosur-Alba, se derriban los gobiernos no alineados a la OTAN en África y Medio Oriente, comienzan las provocaciones en Corea y se agudiza la injerencia en la zona de influencia de Rusia y China.

Como ya afirmaba en los 90 uno de los cuadros estratégicos más importantes de la fracción global angloamericana (Zbigniew Brzezinski), Rusia sin Ucrania no puede aspirar a ser una potencia principal, un polo de poder mundial. De la misma forma, sin Estado continental por lo menos suramericano, no hay condiciones en Nuestra América para avanzar con los procesos de liberación y constituirse en un polo de poder mundial.

¿Cuáles son las claves del mundo que se viene y los posicionamientos para consolidar un mundo multipolar con América Latina como uno de sus polos, como planteaba el Comandante?

Tenemos una crisis que se profundiza, la necesidad de las grandes transnacionales de "comerse" el mundo, una agudización de la lucha por el control de los recursos naturales, una profundización del parasitismo financiero, un enorme salto de productividad anclado en los procesos de digitalización y el despliegue de cadenas de valor globales y una lucha cada vez más fuerte entre los distintos bloques de poder y polos de poder (aquellos bloques con capacidad de incidir decisivamente en las relaciones mundiales de poder) por la reconfiguración del orden mundial.

Es un mundo en transición histórica, en plena crisis civilizatoria, donde comienzan a surgir y desarrollarse formaciones sociales en transición hacia sistemas no capitalistas.

Nuestra América debe avanzar hacia la conformación de un Estado Continental Plurinacional y construir una nueva matriz productiva regional. El plano económico constituye uno de los principales obstáculos para profundizar los procesos de transformación. Sin independencia económica y tecnológica es imposible avanzar con mayores niveles de soberanía política, justicia social y unidad regional.

El Banco del Sur, la moneda del Sur, el Fondo del Sur, las Industrias para la Defensa del Sur, Petro-Sur, Empresa biotecnológica del Sur y otras iniciativas deben ser puntos imprescindibles de un programa de profundización de los cambios, que es la única forma de consolidarnos. Construir cadenas productivas regionales para no quedar subordinados a las transnacionales y avanzar en un plan de infraestructura regional también son ejes estratégicos.

Si no podemos resolver estos desafíos para la Segunda Independencia corremos el riesgo de retroceder. Cada vez hay más conciencia de que debemos dar un salto cualitativo en el proceso de integración y pasar a una segunda etapa en la cual la planificación estratégica llevada adelante por organismos regionales que se parezca a los unidos y plurales ejércitos del Sur, cuando lucharon por la primera Independencia.

Olga Sanabria Dávila, destacada luchadora independentista, miembro de la Dirección Nacional del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, MINH, y de su Comisión Internacional, se encuentra en La Habana para participar en la jornada de solidaridad con Puerto Rico en torno al Grito de Lares el 23 de septiembre de 1868, fecha que marcó el inicio de la lucha por la independencia de la nación boricua.

Para dar a conocer el contexto político donde se lleva a cabo el actual debate sobre el estatus colonial de Puerto Rico, la líder independentista concedió una esclarecedora entrevista.

-PE: ¿Cómo caracteriza la actual coyuntura política de Puerto Rico?

-OS: Hay varios elementos importantes en la coyuntura actual en Puerto Rico, que son muy prometedoras para las fuerzas independentistas y de avanzadas, en favor de la descolonización de Puerto Rico.

Uno de los elementos que marca la nueva coyuntura, no positiva para el pueblo pero que conlleva mayor conciencia en el mismo, es la profunda crisis económica y social que atraviesa el país. Es una crisis históricamente pronosticada por el independentismo, porque la economía puertorriqueña es un modelo en función de los intereses extranjeros y no en función del desarrollo económico y social sostenible del pueblo de Puerto Rico.

El elemento principal que marcó esta etapa de crisis económica fue la determinación hecha por las tres casas evaluadoras del crédito en los países capitalistas, sobre la emisión de bonos del gobierno colonial, definiéndolos como de nivel chatarra. Esto quiere decir, que el margen prestatario es extremadamente limitado, por lo que el gobierno colonial se ha visto obligado a tomar una serie de medidas de austeridad, reduciendo servicios en los campos de la salud, educación y otros programas sociales, así como reducir empleos públicos.

A partir de esta realidad son palpables las dificultades de la población para conseguir empleo, el aumento de los precios, dificultades para los servicios, etc. con lo que se profundiza la crisis social, pero a su vez determina que se entienda la relación entre la crisis económica y la ausencia de posibilidades dentro del marco colonial y de falta de poderes del pueblo puertorriqueño.

-PE: ¿Favorece la crisis económica la lucha anticolonial?

-OS: Hay varios elementos positivos en esta coyuntura. Una consulta colonial que se realizó hace casi dos años arrojó que el 55% de los puertorriqueños rechazan el estatus colonial y quiere que haya un cambio. La profundización de la crisis económica ha hecho que en el debate público crezca la necesidad de solución del estatus de Puerto Rico, porque hay cada vez más conciencia que dentro del estatus colonial el gobierno no tiene margen o poder para establecer un nuevo modelo económico que tome en cuenta los cambios ocurridos en el mundo. Sobre todo en los últimos 30 años, con la globalización y las tendencias de integración regional, donde los países se agrupan para coordinar posiciones e intereses económicos comunes. En Puerto Rico, bajo el gobierno colonial, no hay posibilidad de integrarse a esas tendencias y tampoco establecer un modelo económico diferente.

Por otro lado gana terreno una opción específica de descolonización, que es la Asamblea Constitucional de Status, donde las diversas fuerzas políticas puedan deliberar de manera sosegada, madura, no sectaria, no partidaria, sobre cuáles son los consensos a que podemos llegar para presentarle a EU en una sola voz, los cambios que queremos en la relación con EU.

Estamos convencidos que en el marco de esa Asamblea Constitucional, el primer paso será eliminar la aplicabilidad de la cláusula de territorialidad de EU a Puerto Rico, que es donde emanan los poderes del Congreso de EU hacia la isla, además de los aspectos de coacción militar existentes.

Hay también un sector del Partido Popular Democrático, PPD, (autonomista) denominado “soberanista”, que apoya la opción de la Asamblea Constitucional. En las últimas elecciones esa corriente ganó un elevado número de alcaldías, incluyendo la capital, San Juan, y también un sustancial número de legisladores. Varios “soberanistas” fueron nombrados en cargos de gobierno.

Sin embargo, los “soberanistas” sufrieron un revés en una Junta de Gobierno del PPD, durante una votación para decidir sobre una Asamblea Constitucional que ellos apoyaban o celebrar un nuevo plebiscito, donde ganó esta última opción.

-PE: ¿No formó parte de la campaña electoral del PPD, la celebración de una Asamblea Constitucional?

-OS: Sí. Es importante señalar el trasfondo de esa decisión. La victoria del PPD fue con un programa que contemplaba la Asamblea Constitucional, lo que se convirtió en una promesa de gobierno. Sin embargo, tras ganar las elecciones, el gobernador Alejandro García Padilla, presidente también del PPD, decidió que en lugar de legislar de inmediato sobre la Asamblea Constitucional daría un plazo de un año a EU para que tomara alguna iniciativa sobre la solución del estatus de Puerto Rico. Poco antes de cumplirse el plazo el gobierno norteamericano designó 2.5 millones de dólares para la celebración de un nuevo plebiscito, poniendo como condición que sus opciones de estatus se correspondieran con el marco constitucional de EU.

Como es de suponer, sería un plebiscito coaccionado por el poder de EU en Puerto Rico, contrario al derecho internacional de descolonización y de libre ejercicio de autodeterminación del pueblo. Esa iniciativa ya fue rechazada por el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano. Actualmente comienza un debate sobre qué opciones se van a llevar a ese plebiscito. Ya fue anunciado por el gobernador que ese es un “debate” que se circunscribirá a la cúpula del PPD.

-PE: ¿Cuáles son las metas que se propone el independentismo?

-OS: El independentismo tiene el reto de seguir educando a la población sobre la opción de la independencia y también sobre el mecanismo de descolonización que representa la Asamblea Constitucional, tema que aunque ha ganado terreno no es aún comprendido a cabalidad como inicio del proceso de descolonización.

El otro reto del independentismo es cómo trabajar las coincidencias políticas que tiene con el sector “soberanista” del PPD, como por ejemplo sacar a Puerto Rico de la cláusula territorial de la Constitución de EU e impulsar la Asamblea Constitucional.

Es decir que tenemos una coyuntura donde hay crecimiento en la conciencia anticolonial, donde también crece el apoyo a la Asamblea Constitucional como mecanismo específico de descolonización; y donde podemos trabajar coincidencias con otros sectores políticos para ganar fuerza en favor de esa opción descolonizadora.

El ministro de Agricultura afirma que los gobiernos de El Salvador no han preparado las condiciones estructurales para enfrentar el cambio climático y fenómenos como El Niño. Acepta que en el Centa hay “mucho personal que no tiene ni idoneidad ni tiene la voluntad ni la actitud de ir a trabajar con el productor” y admite que la sequía de julio y agosto ofrece un potencial de provocar hambre entre las familias campesinas que lo perdieron todo.

Se mueve como pez en el agua porque no ignora el tema que lo tiene entre la sequía y el hambre: el cambio climático. El ministro de Agricultura, Orestes Ortez, sabe los paliativos que deben implementarse tras las ausencias de lluvias en el territorio y que significaron la pérdida de 50 millones de dólares en cultivos solo en el rubro del maíz; no obstante, su optimismo sobre la situación se estrella al codepender de otros ministerios y de otros proyectos que verán la luz con dinero internacional.

Ortez, que es diputado propietario con permiso para ejercer el cargo de ministro, es el presidente de la Comisión Agropecuaria y miembro de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto en la Asamblea Legislativa. En esta conversación con El Faro, acepta que “hemos tenido afectación en maíz, frijol, sorgo, arroz y en hortalizas donde más se cultiva en la parte oriental”, pero “inferir que tuvimos una sequía y que el país está mal y la agricultura no sirve y que está destruida en el país, eso sería no objetivo. Eso sería no estar apegado a la verdad”.

Para el ministro hay algo que mantiene sus ánimos en el top-ten de lo saludable: “Me sentiría profundamente derrotado o pesimista si los agricultores [en este momento] no estuvieran resembrando”.

A pesar de que ha comenzado a llover, ¿cómo está la situación de la agricultura en el país?

Bien. Estamos trabajando y los agricultores están sembrando. El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) está haciendo lo que puede. El cambio climático no es un asunto pasajero, no es una feria, no es una coyuntura. El cambio climático es una realidad que está afectando a todo el planeta. Tenemos que crear las condiciones para adaptarnos a producir en esas condiciones. Quiero decirte que la agricultura en El Salvador viene experimentando cambios desde el gobierno del presidente Funes. Estamos trabajando en profundizar esos cambios, hacerlos más eficientes, acercar las capacidades tecnológicas y de innovación, y por supuesto los recursos, al productor de parte del MAG y sus organizaciones vinculadas como el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) y la Escuela Nacional de Agricultura (ENA).

Cuando dice que la situación de la agricultura está bien, ¿a qué se refiere? El Faro ha visitado el oriente del país y hay gente que ha perdido manzanas enteras de maíz, frijol, café… todo.

Va bien. Es que… hay optimismo, hay trabajo y estamos haciendo esfuerzos importantes por mitigar… es que yo quiero partir de lo siguiente: el presidente le hizo un llamado a ustedes [medios de comunicación] para que no le informen al país solo de la tragedia solo para vender una noticia, sino que le informemos al país de las cosas útiles que se hacen. Y yo, en ese sentido, me sentiría profundamente derrotado o pesimista si los agricultores no estuvieran resembrando, si no me dijeran: mire, ministro, aquí necesitamos paquetes, abonos… las pérdidas nosotros las registramos, las hemos conmensurado y estamos trabajando para que en esta temporada, siempre incierta, podamos reponer o reparar las pérdidas que nos ha dejado [la sequía]. Lo que tú decías es correcto, pero inferir que tuvimos una sequía y que el país está mal y la agricultura no sirve y que está destruida en el país, eso sería no objetivo. Eso sería no estar apegado a la verdad. Hemos tenido una canícula de 29 días ininterrumpidos y 35 días con interrupción que ningún tipo de cultivo en ninguna parte puede resistir el estrés hídrico de esa naturaleza. Hemos tenido afectación en maíz, frijol, sorgo, arroz y en hortalizas donde más se cultiva en la parte oriental.

¿Qué perfil han hecho del fenómeno de El Niño? Porque esto no es solo de ahora. Y con el cambio climático vienen épocas que se pondrán más difíciles.

Sí, vaya. Precisamente sobre eso: El Niño, según las agencias norteamericanas, el fenómeno ha disminuido su posibilidad [de materializarse] a un 65 %, pero aun si estuviéramos a un 40 %, no significa que es una situación normal. El período que estamos viviendo es anormal. El ingreso de El Niño no solo afecta a esta estación, sino que va a afectar parte de 2015. Nosotros hemos sostenido como MAG que, además de mejorar las capacidades de la asistencia tecnológica a los productores, ha llegado el momento de tomar dos medidas que me parecen importantes: resolver estructuralmente las posibilidades de producir con riego en aquellas zonas donde es posible hacerlo. Y tenemos zonas con producción agrícola donde podemos utilizar el agua, por ejemplo, de toda esta banda costera desde el departamento de La Paz hasta San Miguel. Tenemos condiciones para desarrollarla… En el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ya tenemos prácticamente construido el diagnóstico hídrico que me va a servir de plataforma para ir trabajando los proyectos de riego, por supuesto, sistemas de riego amigables con este cambio climático. Ya no es posible esta configuración geográfica del corredor seco hacer riego tradicional y desperdiciar inmensas masas de agua para producir un poquito de maíz. Te doy un dato: con la cooperación japonesa estamos a punto de poner en marcha un proyecto de 1.8 millones de dólares de riego… ya están en Zacatecoluca, Tecoluca y Jiquilisco. Ese proyecto empezará a producir en este verano (sic). Mientras tanto, estamos en el proceso de adquirir 104 sistemas de microrriego móviles para llevarlos por las diferentes zonas y prestarle al campesino ese servicio y se pueden instalar en una parcela, dos, cuatro manzanas; moverme por un municipio, por un departamento. Si la estación lluviosa ordinaria tiene problemas, nosotros estaríamos logrando con riego la compensación de las pérdidas… La conclusión que tengo es que el país y su gente tienen la capacidad de garantizar la seguridad alimentaria de granos básicos en El Salvador.

Se han perdido millones en dólares, millones en quintales en producción, miles de manzanas. Esto es un problema muy grave. Con la honestidad que el tema requiere, ¿qué se viene para El Salvador en producción alimentaria? Hay organismos y productores que han afirmado que este asistencialismo cae en saco roto. La ayuda es poca con las grandes cantidades que se han perdido y que se necesitan medidas radicales para cambiar esto.

Eso son los extremos de una acción, porque esos son como los canta-mañana: que todos los días te cantan, pero que no transforman en nada la realidad. El subsidio agrícola tiene el propósito de que las familias de economía de subsistencia no padezcan hambre y no es cierto que ese esté echando en saco roto. Lo que pasa es que la comunidad rural no ha recibido el apoyo que debería de recibir por más de 20 años. Salió del conflicto armado y cayó en el consenso de Washington el sector agropecuario. Ese es el fondo del tema. Si tú me preguntas si debemos mantener por sécula esta subvención a través del paquete agrícola, yo te diría que no. Para mí sería más importante impulsar una agricultura de excedente basado en productividad, en transferencia tecnológica que le permita al productor recuperar, no solo su trabajo, sino también su inversión y un excedente que le permita seguir inserto en la actividad agrícola. Siempre es necesario el estímulo del Estado. Lo óptimo sería que tú llegaras y me dijeras que has producido 100 quintales de maíz, pero el precio en el mercado no te compensa. En otros países estimulan a ese productor que arriesga todo a estar dándole esa pequeña economía de subsistencia que no sale de ahí. Los radicales de estas posiciones no dicen que… a lo que me quiero referir es a lo siguiente: el gobierno, para aquellos que producen hasta tres manzanas de terreno con frijol y maíz les está otorgando este año 18 mil préstamos solo a maíz al 4 %. Esa es una dinámica que deberíamos de ampliarla a 10 manzanas, porque cuesta encontrar gente que pase de 10 manzanas en cultivos de granos básicos. Concluyo la idea diciendo que no es cierto [que los subsidios agrícolas] estén cayendo en saco roto. Son una necesidad imperiosa si queremos evitar el hambre.

¿Y cuál es la perspectiva sobre este tema…?

La perspectiva es que nosotros debemos asegurar en esta estación que estamos ahorita se siembre la mayor cantidad de frijol y maíz. No es poca cosa que en maíz, frijol, sorgo estamos distribuyendo miles de paquetes. En frijol estamos distribuyendo 200 mil y estamos en proceso de adquirir otra cantidad para terminar de completar las siembras de frijol en Chalatenango, Santa Ana, Sonsonate, Ahuachapán… La población nos dice que quieren sembrar maíz, frijol. Entonces, perfecto: concentramos los fuerzos de Cabañas hacia el oriente, donde los estragos en maíz fueron fuertes [además], la población tiene tradición de siembra postrera y concentramos la distribución en la zona oriental. ¿Es suficiente todo este esfuerzo? No, no es suficiente. ¿Qué debemos de hacer? Ha llegado el momento en que el Estado salvadoreño establezca una reserva estratégica de alimentos para estar preparados para cualquier circunstancia, ya sea por clima o por otro tipo de siniestro al que estamos expuestos en esta franja del corredor seco de Centroamérica. Además, en las placas del Pacífico ha habido siniestros importantes que requerirán atención en algún momento y no estamos preparados en ese sentido.

Pero ese banco de alimentos es un “ABC” que hace tiempo debió haber funcionado…

Al contrario…

El presidente Sánchez Cerén ha dicho que necesita fondos, ¿cómo van a implementar este banco de alimentos?

En este plan de emergencia que hemos diseñado hemos solicitado una cantidad de dinero y de hecho en el refuerzo presupuestario de 2015 estamos solicitando ese dinero para empezar esa compra [de granos básicos] y ojalá esas compras se pudieran hacer a los productores que logren cosechas este año y en vez de rematarlos en los mercados tradicionales en el que se benefician los intermediarios de la política económica del gobierno y del trabajo de los pequeños productores, sea el Estado el que logre comprar una parte importante a un precio razonable para estar preparados si el otro año enfrentáramos otra situación igual… Tú sabes que este año Nicaragua y Honduras no van a tener producción de frijol de la estación tradicional. Y están a la expectativa como nosotros de lo que va a ser el resto del invierno de agosto a noviembre. Por esa razón de manera responsable he dicho en público y en privado en el gabinete económico que debemos pasar a construir la reserva estratégica de alimentos para el país. ¿Y cómo estamos solventando ahora? Tú sabes que la roya nos dejó efectos…

Bueno, aún hay estragos al respecto [en Usulután, como comprobó El Faro...]

Sí, aún hay estragos en la población que vive de los jornales de la caficultura. Estamos resolviendo con el Consejo Nacional de Salarios Mínimos (Conasam), Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA) un paquete básico para 25 mil familias que hemos detectado con vulneración a fondo en este tema de la roya. Sostuvimos una reunión los ministerios antisequía [Medio Ambiente, Agricultura y Gobernación] para presentarle al PMA un requerimiento concreto que está atento para atenderlo en la zona oriental en la que tenemos la seguridad que por el efecto de la sequía de julio va a necesitar de paquetes [porque] tenemos que estar preparados, no esperar a que la gente sufra hambre. Nos hemos reunido con los gobernadores de estos 10 departamentos afectados y les hemos dicho que tienen que estar preparados, listos y saber con precisión —como responsables del desarrollo territorial— a dónde vamos a tener estas demandas para no estar haciendo justamente un clientelismo absurdo, despilfarrador. Focalizaremos adecuadamente las familias que necesiten este subsidio.

¿Qué papel está jugando en esta crisis el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (Centa)? La crítica más fuerte es que el Centa no tiene incidencia y que de tecnología no tiene nada.

Te agradezco que hayás tocado este punto. El Centa en su creación fue una idea importante desde los años de 1960. Fue el mejor centro de la región en innovación, investigación y transferencia tecnológica que tenía El Salvador. El enfoque de tierra arrasada al agro del Consenso de Washington y el Centa casi termina siendo privatizado, pero fue desmantelado en dos actividades fundamentales… En el gobierno del presidente Funes se hicieron algunos cambios, tibios a mi juicio, porque se involucra al Centa en el Plan de Agricultura Familiar. El Centa estaba confinado anteriormente a ser un aparato electoral de control del voto rural del partido en el gobierno. Sacar de ese estado al Centa no es una tarea fácil, pero nos la hemos planteado en la junta directiva, y convertirlo en un centro de producción e innovación para el agricultor salvadoreño. Tienes toda la razón y yo comparto —y es la primera vez que lo voy a decir en público—: tenemos mucho personal que no tiene ni idoneidad ni tiene la voluntad ni la actitud de ir a trabajar con el productor. No son la mayoría, pero sí los hay. La crítica tiene toda la razón. Estamos trabajando en los cambios de actitud, eso es esencial. Segundo, dotar de recursos al Centa. Tenemos el apoyo importante de países amigos como Japón, Corea, Taiwán, Estados Unidos y comparte esta visión de hacer del Centa un verdadero centro de la tecnología agropecuaria. La gente lo que debe de darnos es un compás de espera para que hagamos nuestra proyección. Acabamos de crear y ya está funcionando en 20 puntos del país la división Centa-Café con cerca de 60 especialistas visitando las zonas geográficas cafetaleras de las seis cordilleras. Lo anterior no se tenía. El Estado había perdido la capacidad de la asistencia tecnológica y las consecuencias las hemos pagado. Caímos el año pasado a 700 mi quintales de producción después que producíamos un millón 900 mil. Es uno de los impactos más fuertes, pero yo sí estaría en problemas si no tuviéramos ya una visión de transformación del Centa. Hemos empezado a trabajar en eso, vamos a darle mucha atención a la investigación científica, profundizar en la investigación aplicada y lo esencial: que podamos hacerle la transferencia al campesino. En época de cambio climático, la asistencia directa al productor es fundamental, no solo para conocer mejor el clima, sino para hacer condiciones de resiliencia mejor. Por otra parte, que el hombre y la mujer logren nuevamente con toda su capacidad y sabiduría producir en condiciones de cambio climático. También creemos que la Escuela Nacional de Agricultura (ENA), que es otra de las instituciones que rige el MAG, también debe educar a los agrónomos, no con la visión de la agricultura de los años 50, sino con la visión de la agricultura en el cambio climático: agricultura orgánica, métodos agroecológicos adecuados. La junta directiva de la ENA ya está trabajando en el cambio curricular. Yo el panorama lo veo optimista, porque tenemos voluntad y tenemos disposición, tenemos a la comunidad internacional de nuestro lado y nosotros tenemos una visión de hacia dónde caminar; por supuesto, sin desconocer que en el día a día debemos ir encarando estas dificultades.

En Usulután los productores pensaron en la creación de un banco de granos básicos como lo han pensado ustedes, pero el Banco de Fomento Agropecuario (BFA) dio la espalda a esta iniciativa que finalmente fue apoyada por la banca privada. ¿Qué papel juegan el BFA y el Banco Hipotecario?

Estos bancos están creados fundamentalmente para cumplir una misión de acompañamiento al sector agropecuario. En el caso del BFA casi se lo terminan. El gobierno del presidente Funes lo encontró con un patrimonio de 18 a 20 millones de dólares. La administración del presidente Funes cerró con un patrimonio de 30 millones de dólares, es chiquito. Sin embargo, en esa administración se lograron entregar 100 millones de dólares a la producción de granos básicos y ganadería. Estamos trabajando en este momento con el Ministerio de Hacienda, el gabinete económico y el secretario técnico de la presidencia, Roberto Lorenzana, la necesidad de incrementar el patrimonio tanto del BFA como del Banco Hipotecario. Tú te diste cuenta en los medios de comunicación que el Banco Hipotecario se había dedicado a dar préstamos para vivienda, cuando se tiene que desarrollar la economía agropecuaria en el país. Ya se hizo la corrección. Yo desconozco el tema que me has planteado, pero qué bueno que le dio apoyo la banca privada. De todas maneras, voy a decirte que estoy preparando una petición que ya conversé con los representantes de la FAO y el PNUD para ver si de aquí a diciembre tenemos construida y el diseño metodológico de un sistema nacional de abastecimiento para hacer de verdad que la política de seguridad alimentaria tenga soporte. La región centroamericana está pagando una factura que no le pertenece en el tema del cambio climático.

¿Se piensa en un bloque centroamericano de ministros que pidan a las potencias que reduzcan sus emanaciones que provocan el cambio climático?

Tenemos una reunión los ministros de Centroamérica este septiembre en Belice en la que el tema central será los efectos de la sequía en el corredor centroamericano y las medidas de trabajo conjunto como región, porque esto nos afecta a todos por igual. Veremos cuál va a ser el planteamiento a la comunidad internacional sobre este tema. Yo pienso llevar el tema de la responsabilidad de las grandes economías industriales y los recursos con los que deben de apoyar a Centroamérica para que estos efectos devastadores sean mitigados de una mejor manera.

En esta crisis, ¿qué tan delgada es la frontera en la que el salvadoreño empiece a consumir alimentos transgénicos? Incluso, la FAO se ha planteado eso para paliar el hambre.

Bueno, mira… yo creo que nuestros campesinos difícilmente estarían en las condiciones de trabajar con semilla transgénica. Es más: en lo que estamos trabajando es en hacer nuestras propias variedades porque las tenemos. Tenemos 15 variedades nacionales liberadas por el Centa. Por eso te decía que tampoco es que el Centa esté tirado al perro. Estamos por llevar en transferencia una variedad de arroz que produce 214 quintales por manzana. Ahorita el promedio nacional es de casi 95. ¿Para qué vamos a necesitar semilla transgénica? El H59, que es el maíz que nos proveen los productores nacionales de semillas, tiene buen rendimiento. ¿Qué nos ha fallado? La asistencia tecnológica. Si nosotros acompañamos adecuadamente a los productores de maíz y frijol a elevar la productividad, no tiene por qué El Salvador recurrir a la semilla transgénica. Mirá: en primer lugar, somos antitransgénico. Aun para los animales es cuestionable el uso de semillas transgénicas. Por eso no dejamos de producir sorgo, porque esto es importante para la cría de animales, aves de corral, cerdos, etcétera. Entonces, rotundamente te digo que no se está pensando en semillas transgénicas.

Los organismos con los que habló El Faro afirman que una carencia del gobierno anterior —y de este entrante no sé, porque va comenzando— es que no ha habido un estudio o diagnóstico sobre el suelo para cultivar y para que este esfuerzo fuese potable. Además, que ha faltado una prohibición [por ley] contra la minería por efecto dominó que tiene en los suelos y mantos acuíferos…

Tú sabés que a la minería le hemos dicho que no y en eso hay una clara respuesta de que no…

No hay un no rotundo, no hay una política que diga “Prohibida la minería en El Salvador. Ni en sueños…”

Pero… mirá, aquí voy a hablar por el FMLN, porque sabés que he sido diputado. Nosotros en eso no hemos tenido ambages y hemos acompañado a las organizaciones antiminería. Personalmente, yo como ministro de Agricultura, creo que la minería es, al hacer los costos y beneficios, mucho más oneroso el daño incalculable desarrollar la minería, máxime si es una minería con métodos primitivos. Sobre el diagnóstico del suelo, estamos trabajando. El Centa tiene una división de suelos y estamos trabajando en una tecnología que facilite el análisis de suelo en diferentes regiones donde tenemos café para adaptar la fertilización a las condiciones de la realidad del suelo. También tenemos una división de agricultura orgánica. Tengo reuniones con el BFA y el Centa, precisamente para estimular la producción orgánica en el país. Y para eso se necesita saber cuáles son las características que tienen los suelos.

¿Qué se ha hecho mal en El Salvador con el cambio climático, con el fenómeno de El Niño?

Lo más importante de esto es que no hemos preparado las condiciones de resiliencia adecuadas. Mucho menos, los trabajos estructurales para adaptar todo el aparato agrario… Bueno, la política forestal está sumida. Necesitamos una política forestal y una nueva reglamentación forestal de estímulo para hacer la recuperación ambiental que necesitamos.

¿Y dónde queda la ley de aguas…?

Ah, claro. Esto es muy importante. La ley de agua hará posible un marco normativo para una mejor y más racional de recurso…

¿Dónde está el impedimento para esta ley? ¿Por qué no camina la discusión en la Asamblea Legislativa, si ya hace 20 años la ANDA había preparado un borrador de ley?

Porque el sector privado quiere seguir en el potrero de don Pío: que cualquier animal entra y sale y nadie le dice nada.

El profesor inglés, David Harvey, volvió a Ecuador. Presentó un nuevo libro, advirtió sobre las contradicciones del capitalismo, y opinó sobre el ‘modelo Correa’ que trasciende fronteras. En entrevista con Andes, dijo que Latinoamérica está tomando la posta al tratar de revertir los peores aspectos del neoliberalismo, y anunció que “se debería inventar un mundo en el que haya valores, en el que no se busque el lucro, en el que se pueda vivir una vida decente y tengamos un ambiente distinto”.

¿Por qué el fin del capitalismo?

Porque creo que hay muchas señales que indican que el capitalismo está un poco fuera de tiempo y de espacio, lo que imposibilita que siga expandiéndose. El capitalismo es un sistema que, o crece o muere. Las posibilidades de crecimiento están cada vez más y más circunscritas. Ahora el capitalismo está establecido en todo el mundo, y no me puedo imaginar un crecimiento mayor al 3% en base a lo que existe ahora.

¿Qué lo motivó a escribir este libro en particular?

Es parte de una gran secuencia que ha venido desarrollándose por 10 o 15 años. Quería que quedara claro que un análisis basado en la teoría de Marx puede ser muy útil y puede ayudar a entender lo que sucede actualmente en la sociedad. Así que parte de mi misión era dejar claro lo que Marx realmente dijo, dado que ha habido muchos malos entendidos al respecto, y demostrar que si se toma en cuenta lo que en verdad dijo y la forma en que lo dijo, entonces es muy útil y podemos entender por qué tenemos estancamiento, por qué tenemos inequidad social, por qué tenemos desempleo, y también tanto daño ambiental.

El vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera, ha dicho: “El neoliberalismo es un arcaísmo que lo estamos botando al basurero de la historia”. ¿Qué piensa al respecto?

Bueno, el capitalismo ha tomado muchas formas a lo largo de la historia. Desde los setentas ha venido cambiado su modus operandi (modo de operar, en Latín). Algunas personalidades clave, como Pinochet en Chile, se han visto inmersas en una forma neoliberal que ha tenido características muy específicas, y muchas de estas características han sido, por ejemplo, la baja de sueldos, que recaen especialmente sobre las clases bajas, mientras que las clases altas se vuelven más y más ricas. Entonces, puedo entender muy bien porqué muchos movimientos alrededor del mundo buscan salir de esta específica forma neoliberal de hacer política. Latinoamérica, en general, está tomando la posta al tratar de revertir algunos de los peores aspectos del neoliberalismo. Ahora, la pregunta es: ¿el problema es el neoliberalismo o es el capitalismo en todas sus formas?

Algunos líderes están hablando del modelo de Correa, ¿Lo conoce? ¿Qué piensa al respecto?

Sí, claro. En cuanto al gobierno ecuatoriano, creo que no es único. Hay algunas semejanzas con lo que se ha hecho en Bolivia, lo que se ha intentado en Venezuela, lo que está pasando en Brasil, o en Argentina, que se trata de salir de esta forma neoliberal e intentar redistribuir las riquezas entre la masa poblacional, y si observamos los datos podemos ver que aquí en Ecuador ha disminuido la inequidad social, y algo similar está sucediendo en Bolivia, se ha invertido mucho más en los campos de la educación y la salud y muchos servicios sociales de ese tipo.

Las infraestructuras han mejorado, se han construido carreteras. Se está intentando distribuir las riquezas, y ese no ha sido el caso de muchos países en Europa y Norteamérica. Entonces, aquí hay un modelo distintivo. Además, en Ecuador hay un problema muy específico, que constituye una contradicción en el hecho de que para poder llevar a cabo todo esto, se requiere explotar el petróleo y a la vez hay una normativa constitucional que busca proteger a la madre naturaleza. Cómo manejan esta contradicción es una de las preguntas clave ahora.

El Presidente Correa ha hablado de privilegiar a los derechos de las personas ante el capital, ¿coincide con usted?

Creo que aquí hay un principio muy importante, yo he trabajado mucho con esta organización, y aquí viene uno de los slogans: ¿Queremos las ciudades para los ingresos o las ciudades para la gente?, y creo que alguien que está intentando reformar o alejarse del neoliberalismo intentará crear un país para la gente y no para el capital. Pero creo que eso es algo difícil de lograr, ya que el capital es necesario para lograr cosas y para poder entregar bienes a la población.

Si el capitalismo está herido de muerte y el neoliberalismo también, ¿ante qué estamos?

Para ser honesto, no estoy muy seguro. Pero si viviéramos en el siglo XV y alguien nos preguntara: ¿cómo es el capitalismo? No tendríamos idea de cómo contestar eso y la verdad, no creo que se haya aclarado esa respuesta. Bueno, ahora creo que debemos alejarnos de una sociedad que se basa en juegos monetarios y que quiere comercializar todo, y empezar a pensar realmente en construir un mundo en el que la gente tenga acceso a las cosas que se necesitan para vivir una vida decente. Por ejemplo, recientemente en los Estados Unidos se ha visto cómo se les ha quitado viviendas a 6 millones de personas por no tener suficiente dinero para pagarlas, y todo el mundo tiene derecho a una casa y un ambiente decente. Se debería inventar un mundo en el que haya valores, en el que no se busque el lucro, en el que se pueda vivir una vida decente y tengamos un ambiente distinto.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº28