Las imágenes de Omran Daqneesh publicadas por diversos medios occidentales en agosto de 2016 se convirtieron en un símbolo de la guerra en Siria. Esta es la verdadera historia detrás de esas instantáneas.

Alentados, desde distintas formas de comunicación, los seguidores de la oposición se sienten apoyados y proponen: marquemos sus carros para que sientan vergüenza de ser chavistas, como lo hacían los nazis en los locales y hogares judíos. O claman por la dirección de residencia de reconocidos tuiteros de izquierda, para matarlos y quemarlos.

El noticiero de la TV abierta más poderosa de Brasil, que combate a Lula y el pedido popular de “elecciones directas ya”, había afirmado que los ex presidentes tenían cuentas offshore para recibir coimas. El escándalo popular fue tan grande que debió rectificarse y decir que no era verdad. Pero con disimulo.

La violencia en la política se transforma en un argumento de fuerza y hasta válido cuando quien la promueve y provoca vende sus ideales como luchas que tiene un fin justo para el desarrollo integral de una sociedad, así lo expresó entre la diversidad de sus escritos Adolf Hitler en su manifiesto político “Mi Lucha”, para luego llevarlo a la practica con su nacionalismo alemán.

Medios de prensa sirios divulgaron hoy informaciones del Centro para la coordinación del cese del fuego, en la base rusa de Hemymin, acerca de un montaje prefabricado sobre un presunto ataque químico en la provincia de Idleb.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38