Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El complejo industrial-militar norteamericano y los generales deben de estar contentos y ñatos de risa pues su comandante en jefe, el presidente Donald Trump, ha hecho resucitar la carrera armamentista mundial que estaba dormida desde la era de la 'Guerra de las Galaxias', inventada por el Gobierno de Ronald Reagan para asustar a los soviéticos.

Durante la VII Cumbre de la OEA+Cuba celebrada en Panamá en 2015, después de la extraordinaria intervención del presidente Rafael Correa, su colega estadounidense Barack Obama opinó que consideraba que no era útil recordar la historia. Colombia se había adelantado al criterio del mandatario de la mayor potencia mundial y ya a comienzos de los años noventa del siglo pasado, la cátedra de historia desapareció como asignatura obligatoria de los pensum de estudio de la enseñanza media de este país. Los nuevos libros para enseñanza de la materia reflejan "poca profundidad y articulación entre los temas", según un artículo publicado en agosto de 2015 en el periódico El Espectador de Bogotá.

Conocidos los resultados de las elecciones francesas, que llevaran a una segunda vuelta el 7 de mayo el neoliberal Emmanuel Macron (En Marcha!) y a la ultraderechista Marine Le Pen (Frente Nacional) podremos especular en cuanto ha incidido en ellas, la acción solitaria de Karim Cheurfi, el francés de 39 años, con un pasado delincuencial bastante frondoso, el que lo llevó a pasar 15 años en prisión y que el último jueves saltó a la fama mundial tras matar a un policía, herir a otros dos agentes y a un peatón, tras lo que fue abatido en plena Champs Elysées. 

Sin contar las operaciones militares casi clandestinas de Estados Unidos (EU) en Yemen, por azares del destino, entre los paralelos 30 y 40 y los meridianos 30 y 130, Trump –quien usa al máximo la teoría del loco de Kissinger (https://goo.gl/5HdJ1B)– libra simultáneamente tres batallas –Siria/Afganistán/Norcorea– al borde del precipicio nuclear y que ha buscado entrelazar entre sí para intentar erosionar la alianza estratégica de Rusia y China.

Recién se comienza a entender la razón por la cual los autodenominados ‘Cascos Blancos’ fueron galardonados con un premio internacional: otorgar autenticidad a sus videos sobre el presunto ataque químico en Idlib con el fin de agredir a Siria.