Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

La primera afirmación que debe conocerse a nivel mundial es que el Gobierno estadounidense con sus aliados, Francia, Gran Bretaña, Arabia Saudí, entre otros, nunca ha dejado de apoyar a los movimientos contrarrevolucionarios o terroristas que luchan contra gobiernos soberanos. A partir de allí proceden todos los análisis evitando las innumerables equivocaciones al describir subjetivamente o por coyuntura las intenciones de estos países, especialmente al definirlos como democráticos pese a sus acciones en contra de la justicia social y los derechos humanos.

La sociedad israelí del siglo XXI (80% de judíos frente a un 20% de población árabe), sería un crisol de razas, costumbres, lenguas y valores que tan sólo tendrían en común su origen judío y en la que se estaría produciendo un golpe de mano silencioso de una minoría ultra ortodoxa (los “haredim” que aunque tan sólo representan el 10% de su población serían un Estado dentro del Estado) para fagocitar todas las áreas sensibles del poder del Estado judío (Interior, Vivienda, el Mosad y los mandos del Tzáhal o Ejército judío) e intentar imponer la “Halajá” o ley judía a más del 40% de población que se declara laica, segmento de filiación europea, inmersa en la cultura y modo de vida occidentales y que desea ser regida por la ley civil como en las demás democracias formales occidentales.

Desde que el hombre dio sus primeros pasos sobre la Tierra, buscó sentirse seguro. Siendo   el más indefenso de los animales, su sobrevida dependía del abrigo, el calor y la comida que otros le daban. Había nacido débil y se hacía más humano en el contacto con otros animales humanos que lo protegían, lo alimentaban y lo vestían.

Mientras que Daesh se bate en una angustiosa retirada de la ciudad iraquí de Mosul, donde se juramentaron como Estado Islámico en 2014, tras resistir el asedio a que están sometidos desde comienzo de noviembre último, por tropas del ejército iraquí, junto comandos norteamericanos, kurdos y turcos; en Siria, el Ejercito Árabe Sirio junto a la aviación rusa y comando iraníes y del Hezbollah los han despojado de importantes núcleos urbanos y al parecer la última batalla se resolverá en al-Raqa, la capital siria del grupo del Califa Ibrahim, para lo que el presidente norteamericano Donald Trump, enviará 400 infantes, abriendo una nueva arista a la compleja guerra siria, pero posiblemente se extermine territorialmente al terrorismo integrista, aunque sin duda los atentados se multiplicaran tanto en Siria como en Irak, oleada que podría extenderse a Jordania y Líbano.

Mucha es la tinta que se ha dedicado para analizar y evaluar el triunfo de Donald Trump, así como las implicaciones inherentes a la gestión y a los planes de inmediato y a mediano plazo de la actual administración, se auscultan sus promesas electorales y el cumplimiento de la misma, así como se le coloca lupa a la agenda secreta de gobierno para poder develar que guarda bajo la manga el electo empresario.