Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Hay una enorme manipulación informativa tendiente a tergiversar el curso que empieza a asumir el sistema capitalista en estos últimos tiempos. La coyuntura histórica ha empezado a deslizarse a su tercera fase. Al parecer es la fase decisiva en esta coyuntura cuyo desenlace debe ser gravitante en el destino del sistema capitalista. CNN, The New York Times, Al Jazzera, etc., están en ese jolgorio bajo mandato del Pentágono.

Las problemáticas de seguridad saturan las primeras planas de los diarios y los medios de comunicación: drogas, homicidios, ejecuciones, asaltos. La vida cotidiana se ha vuelto más insegura a medida que aumentan las promesas, los presupuestos y la dureza de las leyes. Desde hace más de 60 años todo ha fracasado en seguridad y hasta un recital se convierte en un peligroso viaje a lo desconocido.

El régimen saudí, la dictadura más antigua y despótica del mundo, aunque oficialmente rige en el poder desde 1932, la familia Saud, lleva sometiendo a sus arbitrios al pueblo que avasalla desde hace bastante más de un siglo.

Más allá de que el historiador Eric Zuesse maneje un escenario de destitución (impeachment) de Trump –el Deep State, hoy encabezado por Obama, desea colocar en su lugar al vicepresidente Mike Pence, quien cada día acumula mayor poder ejecutivo (https://goo.gl/VTPnvP)–, su gabinete exhibe traslapes y círculos concéntricos (https://goo.gl/yl1Vlh), cuyos ejes representan una omnipotente mezcla de intereses militares/petroleros/financieros, donde resalta su alianza con el grupo israelí-estadunidense Goldman Sachs, que había apoyado a la malhadada Hillary y hoy ha permutado su preferencia sin rubor.

En este país cuya bandera está adornada con un arma, y que lleva el nombre de la dinastía tribal que lo fundó (gracias a los colonialistas británicos), las mujeres como género necesitan por ley un tutor, que además debe ser varón. No les salva de esta humillación ni ser doctora en filosofía o en tecnología punta ni millonaria. Arabia ocupaba en 2014 el puesto 134 entre 142 países del Informe sobre la Brecha Mundial de Género (España tiene el número 29). Esta brecha ha ido aumentando en los últimos años.