Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Hace algún tiempo Grecia ocupa lugar prominente en todos los medios de comunicación que siguen con interés la batalla que libra el gobierno del Primer Ministro Alexis Tsipras para salir de la profunda crisis económica heredada de administraciones anteriores y lograr un acuerdo justo en una difícil negociación con la llamada troika formada por el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Banco Central Europeo.

Estados Unidos ha querido comprar con dádivas la fidelidad de los puertorriqueños, tanto para mantener el estatus quo de Estado Libre Asociado o en el pretendido intento de convertir a Puerto Rico en su estado número 51. Sin embargo la realidad es otra, la grave situación económica y social ha ocasionado que más de la mitad de los puertorriqueños vivan fuera de su país. 

Desde que comenzó el mes de junio tanto en Manhattan como en San Juan miles de puertorriqueños han salido a las calles levantando dos demandas fundamentales: la independencia de Puerto Rico y la liberación de Oscar López Rivera quien cumple más de 34 años de prisión y es el preso político por más tiempo encarcelado en Nuestra América.

La insolvencia admitida por Puerto Rico y la respuesta de Estados Unidos de que resolverla “será responsabilidad” de la propia colonia ilustra la urgencia para la Organización de Naciones Unidas de resolver la situación de las islas usadas como enclaves estratégicos coloniales en todos los océanos del mundo.

Hacia finales de los años cuarenta, Estados Unidos bautizó a Puerto Rico la “Vitrina del Caribe”, como ejemplo a seguir por todo el Caribe y Latinoamérica. Era supuestamente el milagro de industrialización que ejecutaba el benefactor gigante capitalista del norte en una islita pobre, colonizada y subdesarrollada.