Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Del árbol caído todos hacen leña. No podrán astillar el legado colosal de la Unión Soviética, que contra viento y marea fascista y capitalista mantuvo durante tres cuartos de siglo la primera gran experiencia socialista del planeta.

Ni en sus mayores fantasías Walsh hubiera imaginado que cuarenta años después, su nombre, su trayectoria, su lucha y su sacrificio habrían de dar tanto que hablar. Tampoco hubiera creído, en aquellos años de clandestinidad y terror, que la frase “el legado de Rodolfo Walsh” se configuraría como un paradigma hasta impactar primero en miles de estudiantes de periodismo, rebotar luego en numerosos trabajadores y trabajadoras de prensa que reivindican su estilo incisivo y  tan jugado por la credibilidad en todo aquello que se dice o escribe. Es que Walsh y su defensa del pensamiento crítico sigue renaciendo por estos días en artículos, vídeos, programas radiales, y hasta en frases pintadas en los grandes paredones con una ingeniosidad que lo harían sonreír: “Macri prepará el helicóptero porque Rodolfo Walsh te está investigando”.

Este 25 de marzo se cumplirán 40 años de la desaparición del periodista argentino Rodolfo Walsh. Injustamente desconocido en España, es todo un referente del periodismo latinoamericano y no faltan motivos para ello. Walsh fue el primero en poner en clave de ficción hechos periodísticos reales en su emblemática novela Operación Masacre (1957); nueve años después lo haría el estadounidense Truman Capote en la mítica A sangre fría , obra que el mundo bautizaría como Non fiction Novel o Novela testimonio y los estudiosos del periodismo como "nuevo periodismo", ubicando su nacimiento en Estados Unidos y no en Argentina.

El Comandante Chávez impregnó a nuestro pueblo de su genialidad, susapiencia, su sensibilidad, su energía y su entusiasmo infinito. La única manera de entender su excepcional capacidad estratégica y organizativa, es pensar que viajaba de tanto en tanto al futuro y luego venía a contarnos, a los pobres mortales, las buenas nuevas con que se encontraba. Como Jesús difundiendo la palabra, siempre nos llenaba con increíbles ideas, proyectos y cruzadas que movilizaban con gran optimismo a todo el pueblo. De su mano, redificamos toda la estructura social, política, económica y productiva del país, para darle y transferirle el poder al pueblo, nuestro actor protagónico. Nadade odiosos privilegios para la burguesía.

Las viejas formas democráticas y republicanas no son asediadas por revoluciones marxistas sino por “populismos derechistas” de corte ultranacionalista, que pone en riesgo todo el proyecto globalizador y las formas democráticas occidentales que parecían consolidar una “nueva lógica del capital” en este siglo.