Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

La guerra es el estado natural de los imperios. Los motivos poco importan para desatar los conflictos; si no existen se provocan; y si no, se inventan. El fin supremo es demostrar el poder que se posee, amedrentar a los otros, mostrarse incontestable.

Desde hace como seis meses mi esposa me venía insistiendo en la necesidad de comprar platos para el uso cotidiano en nuestra casa. La semana pasada, la situación hizo crisis, quedaban dos platos y ambos estaban cuarteados y rotos, el jueves al mediodía nos dimos a la tarea de resolver el problema. Cuando manejo, sobre todo cuando mi hijo va en el vehículo, no atiendo el celular, de manera que tras la necesaria incursión, regresé a mi casa, para encontrar una avalancha de correos y mensajes de texto, algunos de amigos sinceramente preocupados por nuestra integridad física y otros deseosos de saber cuál era la situación del país, tras el "golpe de Estado" que había ocurrido. Junto a ello, la solicitud de varios medios de comunicación del exterior, solicitando entrevistas para explicar "cómo estaba el país tras los hechos ocurridos".

"Cada quien sabía cuál era su trabajo en las protestas estudiantiles, algunos provocaban, otros se enfrentaban a los guardias y era justo en ese momento cuando yo aprovechaba para tomar la foto perfecta... si tenía suerte... eran 100 dólares seguros para mí". Elba Camacho, Fotógrafa Encubierta, Guarimbas 2014, Venezuela.

Parecía que el Ejército Árabe Sirio era incapaz de resistir ante la míriada de grupos terroristas fuertemente financiados por potencias extranjeras.

En estos días Venezuela volvió al centro de la escena mundial. Se dice que hubo un golpe. Sí, un descomunal golpe desinformativo. La gran prensa cartelizada, de la mano del establishment político internacional, se articuló en un coro uniforme para desatar una nueva ofensiva contra el cuco del siglo XXI: la Revolución Bolivariana.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº33