Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Influye también, en los modos de producción de “sentido” televisual, el problema de su carácter representativo o participativo. Al ya de suyo odioso modelo de manejo de los “tiempos televisivos” ahogado por el imperio de la publicidad y del fundamentalismo de la mercancía, hay que añadir el modelo intermediarismo que la televisión comercial ha hecho suyo para imponernos su relato, sus gustos, sus valores y sus deyecciones ideológicas. Una verdadera calamidad.

Nada debería ser más importante en la agenda de la comunicación emancipadora, que el conjunto de las luchas sociales que se despliega por el mundo a estas horas. Eso incluye la lucha por los significados y la lucha por enraizar las praxis más avanzadas como nuevas fuentes culturales y transformadoras. En un mundo donde reina la industria de la guerra, las industrias el espectáculo y el crimen organizado… la Paz y los Derechos Humanos no pueden ser paraísos de anfibologías, ambigüedades ni dobles raseros. “Por el engaño nos han dominado más que por la fuerza” decía Bolívar.

La semana anterior nos enfocamos, en términos generales, en el papel central de los medios de comunicación en la dominación hegemónica sistémica de nuestras sociedades. Este es un asunto que requiere mucho estudio para poder establecer hasta qué punto, la libertad de expresión de unos significa el cautiverio de las mayorías en nuestros países.

Si uno se atiene a las informaciones del aparato mediático dominante sobre Venezuela, sólo podría concluir que el gobierno del presidente Nicolás Maduro se encuentra al borde del colapso. Que es cuestión de días el derrumbe. Y si bien esta es la tónica general, México incluido, el diario español El País se lleva las palmas en esta tendenciosa labor desinformativa y desorientadora.

I.- Durante los años de la Guerra Fría se hablaba del "mundo libre", opuesto al ¿mundo de las tinieblas? que quedaba más allá de la "oprobiosa e infame" Cortina de Hierro. El Muro de Berlín fue, quizá, su ícono por excelencia.