Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

América Latina muestra las huellas de la prolongada política neoliberal impuesta por el imperialismo y sus aliados de la globalización. Al cabo de décadas perdidas para el desarrollo con justicia social, el continente sigue sometido a nuevas formas cada vez más crueles de dependencia y pisoteo de la soberanía. Cualquier reflexión seria y comprometida acerca de la necesidad de transformar el Estado en las actuales circunstancias debe partir de la influencia a esta altura trágica del neoliberalismo en crisis.

La noche fue larga, pero ya en 1815, en las letras luminosas de su Carta de Jamaica, Simón Bolívar encendía los primeros rayos del amanecer latinoamericano. En el texto, El Libertador trazó, como lo hiciera en los montes con su espada sobre su propio caballo, el camino de la soberanía plena y la unidad para las naciones que, a pura rebelión, se sacudían el colonialismo.

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) se ha consolidado en los últimos 10 años como un bloque que ha vencido la hegemonía del capitalismo para promover relaciones de integración y complementariedad, e impulsar el crecimiento económico de la región.

Solidaridad, complementariedad, justicia y cooperación fueron los principios defendidos por el proceso de integración erigido como alternativa a la hegemonía del capital que amenazaba nuevamente con expandirse por América Latina y el Caribe. La única opción fue unirse y crear una instancia promotora de un comercio equitativo entre los pueblos, ideal defendido por los próceres independentistas siglos atrás.

A una década de su fundación, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) mantiene su rumbo hacia la integración latinoamericana y caribeña con igualdad social y oportunidades para los sectores más vulnerables.

Frases


“Tenemos que ayudar todos los días al nacimiento de la conciencia cuando no la haya, y al fortalecimiento de la conciencia cuando ya exista”

Hugo Chávez

Correos del Sur