Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Paso a paso, como se hacen los tapetes en un telar, los miembros del BRICS han ido construyendo una estructura económica que está directamente diseñada para crear un contexto mundial más multilateral y en contra del unilateralismo.

La supremacía de Washington en el sistema financiero mundial recibió un golpe tremendo el pasado mes de agosto: Rusia, China y Arabia Saudita vendieron bonos del Tesoro de Estados Unidos por la suma de 37,900 millones de dólares, de acuerdo con la última actualización de datos oficiales publicada hace unos días. Desde una perspectiva general, las inversiones globales en la deuda del Gobierno estadounidense se desplomaron a su nivel más bajo desde julio de 2012. Es evidente, el papel del dólar como moneda de reserva mundial nuevamente se ha puesto en cuestión.

Seguramente este número no nos dice nada. Tampoco si hablásemos de 3.600 millones de personas. Es inimaginable pensar que ambos dígitos están íntimamente relacionados entre sí. La matemática es caprichosa cuando se trata de observar la desigualdad económica mundial. Las 62 personas más ricas del mundo poseen la misma riqueza que los 3.600 millones de personas más pobres del planeta (el 50% de la población mundial). Así se reparte este mundo. 

El 15 y 16 de octubre se llevó a cabo en el estado de Goa (India) la octava cumbre de los BRICS, acrónimo de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Hay que reconocer que el encuentro se desarrolló en medio de una situación profundamente crítica para la economía mundial. Sin embargo, los BRICS pusieron de manifiesto, una vez más, su extraordinaria capacidad para transformar un mal momento en una oportunidad para profundizar los vínculos entre ellos desde una perspectiva estratégica.

La vertiginosa carrera de Vietnam a partir de la primera década de 1990 se ha convertido en un ejemplo para muchos países en desarrollo en este duro bregar de una economía mundial completamente globalizada.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº28