La autonomía de los bancos centrales, impuesta durante la década de 1990 por el capitalismo neoliberal, vinculó de manera decisiva el apoyo estatal a la moneda a las exigencias de la acumulación.

Varios mercados emergentes de Latinoamérica –Chile, en particular– se preparan para los efectos deletéreos de la exagerada alza del dólar que afectará a sus empresas domésticas y domesticadas por la globalización financierista que han recurrido a pantagruélicos empréstitos, como alerta Bank for International Settlements (http://goo.gl/iUjHXg yhttp://goo.gl/BzDptx).

Cuando escuchaba al presidente Nicolás Maduro reflexionar sobre las últimas 28 Leyes Habilitantes [1], y especialmente la referida a la creación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), recordé una interesante charla con el camarada José Antonio Egido sobre un libro que había escrito varios años atrás en razón del particular modelo económico de la República Popular China que su dirigencia definió como “socialismo de mercado”. En su escrito, el camarada Egido resalta la teorización que al respecto desarrolló el hoy fallecido líder comunista chino, Chen Yun (1905-1995), que resumía bajo la expresión “El pájaro en la jaula”. De acuerdo con Chen, "la jaula” figuraba la planificación centralizada y dirigida por el Partido Comunista Chino (PCCh) de las ZEE, pero dentro de ésta debía permanecer “el pájaro” (la economía capitalista). Este era libre de volar como desee pero solo dentro de los límites de la jaula. Aquel enunciado de Chen Yun sirvió como título oportuno para el libro del camarada Egido.

La Argentina volvió a recibir un importante respaldo de la comunidad internacional en su lucha contra los fondos buitre. La Asamblea General de las Naciones Unidas, donde nuestro país impulsa la creación de un marco regulatorio para los procesos de reestructuración de deuda soberana, aprobó por 128 votos a favor, 16 en contra y 34 abstenciones, la creación de una comisión para debatir y proponer el contenido de ese nuevo marco regulatorio que será votado el próximo año.

Los paraísos fiscales no son islas paradisíacas que recurren a la dádiva tributaria para sobrevivir las adversidades del trópico, por el contrario, el grueso de los paraísos se hallan en el seno del mundo desarrollado, como los territorio británicos de ultramar de Gibraltar, Monserrat, Caimán y Man del Reino Unido, las Islas Vírgenes de EEUU, Cook de Nueva Zelanda, Aruba y Curazao de Holanda, el régimen de tenencia de valores extranjeros de España y Andorra y Chipre en la UE, entre muchos otros.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº56