Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El dumping petrolero y la venta por debajo del precio de costo de producción han periclitado, gracias a la acción decidida de líderes y pueblos que se atrevieron a sacar adelante a la OPEP, liberándola de la camisa de fuerza que representaba ser un cártel petrolero adocenado por el gobierno norteamericano, para que éste controlara al mundo por la vía del chantaje energético, hecho que fue conjurado por la acción decidida del presidente venezolano, Nicolás Maduro Moros y del trabajo de diplomacia energética que viene impulsando desde el respeto y colaboración de países productores y los no  productores, el presidente de la estatal petrolera venezolana, Eulogio del Pino, quien junto  con sus pares de países petroleros, nos liberó del chantaje energético, para que entre todos pudieran alcanzar un precio justo del barril de petróleo, con cuotas de producción razonables y atención a los países no productores. A estorbe suma que el triunfo de la guerra en Siria, ha impedido que el gobierno estadounidense siga extrayendo  petróleo y gas robado, para sacarlo al mercado a precios por debajo del costo de producción. 

Tras el acuerdo firmado en Austria el pasado 10 de diciembre, la Organización de Países Exportadores de Petróleo esta volviendo a retomar el papel de vanguardia en la estabilización y la producción mundial del crudo.

Después de triunfo electoral del Comandante Hugo Chávez Frías y de la propuesta constituyente, la burguesía neoliberal y sus partidos de derecha antipatriótica en Venezuela sufrieron un duro revés estratégico, entonces ante el auge de masa popular se repliegan a lamerse sus heridas y luego retornan con más ferocidad al ruedo político para  retomar el Estado, su Estado, por cualquier medio y que les pertenecía por designio de clase social burguesa dominante.

Finalmente, el Gobierno ruso y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) llegaron a un arreglo en Viena (Austria), el pasado 30 de noviembre, para disminuir la producción de petróleo en 1,2 millones de barriles diarios, un volumen que representa aproximadamente 2% de la producción mundial. Se trata, sin lugar a dudas, de un acuerdo histórico, es la primera vez que la OPEP se anima a reducir la oferta de crudo desde 2008.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), en un reciente informe titulado “Perspectivas mundiales de inversión en energía”, advierte que será necesario invertir 48 Billones $ hasta el 2035 para cubrir las crecientes necesidades energéticas mundiales. Así, según Rystad Energy, la industria petrolera necesita reemplazar 34.000 millones de barriles de crudo al año pero en el 2.015 tan sólo se alcanzaron los 8.000 millones de barriles debido al drástico descenso de las inversiones en exploración y producción mundial (un 28% en el 2015 y se estima para el 2016 una nueva caída del 20%).