Cuando te paras de madrugada en la Redoma de Petare, puedes admirarte con los miles de hombres, mujeres y niños que caminan velozmente entre la infinidad de calles, callejones, escaleras, en los buses y hasta en el metro. Es gente que todos los santos días se levanta sin descanso a trabajar, a estudiar, a bregarse el día. Es gente que siempre está dispuesta a resolver con afán todos los obstáculos que se le presenten.

Una mañana, en una conversación reflexiva con nuestro Comandante Chávez, caminando entre arboles de eucaliptus, yo le recordaba que en la primera campaña electoral, la de 1998, el momento de más emoción en las concentraciones populares era cuando él decía, con voz vibrante: “Porque nosotros llevamos en el alma y en la sangre el coraje de los libertadores de todo este continente”. El me respondió, más o menos así, lo que pasa Elías es que los pueblos que han hecho grandes cosas, llevan un fuego sagrado por dentro, y los venezolanos protagonizamos una gran épica, darle independencia a todo este continente.

Venezuela se prepara para elecciones presidenciales ante la amenaza de Estados Unidos y la necesidad de sostener una revolución que todavía da esperanzas al continente.

Está en marcha una campaña electoral no convencional. Muy rara y excepcional, para ser más precisos en la calificación. Así que no procede, no conviene, no encaja ni se justifica una actitud convencional, tradicional, canónica. Actitud y mente salvaje ante una situación que se asemeja a una selva política: esta es la actitud. La actitud militante, la rebelde y altiva. Que la confundan con soberbia es preferible a que sigan creyéndonos extintos o silenciados, sólo porque no andamos pegando gritos en las calles.

Ya son prácticamente 25 años, un cuarto de siglo, que la izquierda mexicana casi gana las elecciones presidenciales. En por lo menos dos veces - 1994 y 2006 – sino más, fue derrotada por el fraude de los partidos de la derecha. Siempre que lideraba las encuestas, pero con un margen no mucho mayor al 10%, terminaba siendo víctima de fraudes.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº65