Ya no son más los congresos de elaboración de programas para intentar llegar a la presidencia del país. Ya no son más los congresos de un partido en el gobierno, haciendo balances y proyectando pasos futuros. El Partido de los Trabajadores (PT) que abre hoy su sexto congreso es un partido que se ubica entre un denso pasado reciente, con los gobiernos que más han transformado positivamente a Brasil y las perspectivas inmediatas abiertas de poder retomar ese camino, a partir de las experiencias adquiridas y de los reveses sufridos.