Durante casi dos siglos, el sueño integracionista de Simón Bolívar fue sepultado por los intereses de las oligarquías proimperialistas de nuestro continente.

Después de la realización de un acto de fuerte simbolismo patriótico, el 10 de marzo pasado, con el desplazamiento de decenas de miles de personas levantando la bandera por el derecho a una salida al mar, el presidente Evo Morales se hizo presente en Chile en oportunidad de asumir el mando de ese país Sebastián Piñera, recibiendo muestras de amistad, atención especial y expectativa en los círculos internacionales sociales y en los medios periodísticos.

¿Qué significado se le puede atribuir a los insultos reiterados que viene recibiendo el presidente Macri en la actualidad y que se viralizan y se incrementan en ámbitos y circunstancias muy diversas? He escuchado el cántico tarareado y silbado en colectivos de transporte público, por jóvenes y no tan jóvenes.

Pese a los intentos de la diplomacia imperial estadounidense de aislar a la Venezuela Bolivariana para concretar sus planes de intervención e injerencia, las voces progresistas y defensoras de la democracia en el mundo entero se pronunciaron en solidaridad con el pueblo de Bolívar y Chávez y su legítimo gobierno.

Esta semana que termina, la semana en que conmemoramos 5 años de la partida física de nuestro Comandante Chávez, ha estado llena de procesos y simbolismos que nos indican que estamos en medio de un creciente desafío para mantener, como lo escribíamos en el artículo anterior, citando a Chávez, "el rumbo victorioso de la revolución".

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº65