Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El golpe de estado contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff en 2016, el ascenso electoral de Mauricio Macri en Argentina en 2015 y las agresiones permanentes del imperialismo y las oligarquías en Venezuela, Ecuador y Bolivia principalmente han debilitado el proceso de integración y unidad que se fue construyendo en los últimos quince años en América Latina y el Caribe, sin embargo en la hora actual son los movimientos populares, intelectuales y alternativos los que deberán convertirse en la fuerza motora del proyecto histórico común.

En un concurrido acto realizado bajo un torrencial aguacero en la ciudad de New York en noviembre de 1955, Fidel Castro — quien unos meses antes había cumplido 29 años de edad— ante un auditorio compuesto por emigrantes cubanos anunció que podía "informarles con toda responsabilidad que el año 1956 seremos libres o seremos mártires...". Antes que finalizar ese año, el 2 de diciembre de 1956 se produjo en las costas sudorientales de Cuba, el desembarco de los combatientes que navegaron desde México en el yate Granma. La historia posterior es conocida y no viene al caso recordarla para efectos de este artículo.

Desde la Venezuela de Miranda, Simón Rodríguez, Bolívar, Zamora y Hugo Chávez, recogiendo el legado de proyección internacional del comandante eterno, convocamos a la realización de la Asamblea internacional de movimientos y organizaciones populares con la presencia de 2.000 delegados y delegadas a realizarse en estas tierras, en torno al 7 de noviembre del presente año, a cien años de la revolución Rusa, con el objetivo de articular a los movimientos y organizaciones populares de carácter antiimperialista, anticapitalista, anticolonialista, anti latifundista, anti patriarcal, anti racista y antibelicista de los cinco continentes del mundo para construir una plataforma política y un plan internacional de acciones y luchas unitarias que nos permita llevar a la práctica el internacionalismo y enfrentar a los enemigos de los pueblos y la humanidad.

Un Encuentro de Intelectuales donde se examinó la situación actual del cuadro geopolítíco de América Latina, y donde los procesos progresistas que se venían desarrollando han sufrido significativos reveses. Como era natural, las intervenciones de la mayoría de esos intelectuales se orientaron a buscar los mecanismos que permitan su recuperación a partir de las diversas posiciones que se formularon durante el evento. Hubo dos tipos de documento: uno de carácter político central que al final de la reunión fue entregado al presidente Nicolás Maduro en la Sala José Félix Ribas, y uno sobre las tareas prácticas, que será distribuido entre instituciones que sean capaces de su ejecución.

Las tres movilizaciones y los paros de la semana pasada, más los que se avecinan la próxima y hasta el 24 de marzo, junto con el rebrote inflacionario, el incremento de las percepciones negativas sobre el futuro y el descrédito sobre la honestidad presidencial marcan el peor momento en sus quince meses. Ante el desgaste y el clima social que desbordó a la CGT, el gobierno muestra los dientes y endurece posiciones.