Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

En un concurrido acto realizado bajo un torrencial aguacero en la ciudad de New York en noviembre de 1955, Fidel Castro — quien unos meses antes había cumplido 29 años de edad— ante un auditorio compuesto por emigrantes cubanos anunció que podía "informarles con toda responsabilidad que el año 1956 seremos libres o seremos mártires...". Antes que finalizar ese año, el 2 de diciembre de 1956 se produjo en las costas sudorientales de Cuba, el desembarco de los combatientes que navegaron desde México en el yate Granma. La historia posterior es conocida y no viene al caso recordarla para efectos de este artículo.

Desde la Venezuela de Miranda, Simón Rodríguez, Bolívar, Zamora y Hugo Chávez, recogiendo el legado de proyección internacional del comandante eterno, convocamos a la realización de la Asamblea internacional de movimientos y organizaciones populares con la presencia de 2.000 delegados y delegadas a realizarse en estas tierras, en torno al 7 de noviembre del presente año, a cien años de la revolución Rusa, con el objetivo de articular a los movimientos y organizaciones populares de carácter antiimperialista, anticapitalista, anticolonialista, anti latifundista, anti patriarcal, anti racista y antibelicista de los cinco continentes del mundo para construir una plataforma política y un plan internacional de acciones y luchas unitarias que nos permita llevar a la práctica el internacionalismo y enfrentar a los enemigos de los pueblos y la humanidad.

Un Encuentro de Intelectuales donde se examinó la situación actual del cuadro geopolítíco de América Latina, y donde los procesos progresistas que se venían desarrollando han sufrido significativos reveses. Como era natural, las intervenciones de la mayoría de esos intelectuales se orientaron a buscar los mecanismos que permitan su recuperación a partir de las diversas posiciones que se formularon durante el evento. Hubo dos tipos de documento: uno de carácter político central que al final de la reunión fue entregado al presidente Nicolás Maduro en la Sala José Félix Ribas, y uno sobre las tareas prácticas, que será distribuido entre instituciones que sean capaces de su ejecución.

Las tres movilizaciones y los paros de la semana pasada, más los que se avecinan la próxima y hasta el 24 de marzo, junto con el rebrote inflacionario, el incremento de las percepciones negativas sobre el futuro y el descrédito sobre la honestidad presidencial marcan el peor momento en sus quince meses. Ante el desgaste y el clima social que desbordó a la CGT, el gobierno muestra los dientes y endurece posiciones.

Han pasado 24 horas de la masiva convocatoria de la CGT y las CTA, en repudio de las políticas económicas y sociales del gobierno. 500.000 compatriotas ocuparon los alrededores de la Plaza de Mayo y las fotos, las filmaciones y hasta los informes de los medios oficialistas son testimonio de la contundencia de la demostración.