El capital financiero que comanda las fuerzas imperiales desarrolla una guerra de exterminio. Ayotzinapa es parte de esa guerra. Las narcofinanzas y el narcoparamilitarismo y sus variadas redes delictivas a escala planetaria, constituyen una fuerza de choque que trabaja para el rediseño del mapa mundial que el capital realiza destruyendo los Estados soberanos e imponiendo fronteras que las relaciones mercantiles articulan. El contrataque del ALCA es vital para esa rearticulación de las fronteras que el capital va estableciendo.

El presidente y su esposa, la Gaviota por su nombre artístico, practican la sordera de lo que no les gusta escuchar y disfrutan la soledad del poder.

Aunque la violencia racista estatal ha sido un tema constante en la historia de gente de ascendencia africana en Norteamérica, se ha convertido en algo de particular interés durante la administración del primer presidente afroamericano, cuya misma elección fue ampliamente interpretada como el anuncio de una nueva era postracial.

Expresamos nuestro repudio y llamamos al boicot del Foro Mundial de DDHH 2014 en Marruecos.

En el reino de Marruecos, poco o nada ha cambiado desde los llamados “años del plomo”.

Según el informe mundial sobre la tortura, publicado en mayo de 2014 “La tortura y los malos tratos son una realidad y por lo general quedan impunes en los centros de detención de Marruecos y el Sahara Occidental”.

En el Sahara Occidental continúan las violaciones sistemáticas de los derechos más elementales de las personas, la represión, arrestos arbitrarios, desapariciones forzadas, secuestros, deportaciones, fosas comunes, intimidaciones, las más elevadas formas y prácticas de la tortura. También la negación de las libertades de expresión y de circulación, los juicios sumarios, y otras prácticas comprobadas por el Relator de la ONU contra la Tortura (el argentino Juan Méndez) y denunciadas por la casi totalidad de los organismos internacionales y argentinos.

En los últimos años hay miles de personas detenidas, de las cuales cientos murieron en las cárceles marroquíes y otros cientos desaparecieron. Hechos tristemente similares, sino idénticos y repudiables a los acontecidos en la historia reciente de la República Argentina.

En Marruecos y en los territorios ocupados del Sahara Occidental, hay decenas de presos de conciencia saharauis, víctimas de gravísimas e irregulares condenas como, por ejemplo, la severa sentencia dictada por el tribunal militar marroquí contra los 25 civiles, conocidos activistas saharauis de Derechos Humanos del campamento de Gdeim Izik: una protesta pacífica de miles de personas, en la que las fuerzas marroquíes irrumpieron de noche, durante el descanso de jóvenes, ancianos, mujeres y niños, incendiando las carpas y arrasando con todo lo que había a su paso, dejando como saldo detenidos, muertos y desaparecidos.

El Reino de Marruecos, además de saquear los recursos naturales de un territorio que no le pertenece -porque, de acuerdo al derecho internacional y a la ONU, está pendiente de descolonización-, mantiene muros militarizados (de más 2.700km de extensión) que dividen tanto a la tierra como a la población, con millones de minas antipersonas, sembrando muerte y destrucción a diario entre civiles inocentes. Sus fuerzas de seguridad cierran a cal y canto el territorio para la prensa extranjera y los observadores internacionales, mientras cometen todo tipo de atrocidades contra manifestantes pacíficos y defensores de derechos humanos. Todo esto sucede en un territorio oficialmente bajo supervisión de la ONU.

El Reino de Marruecos sigue rechazando el control de los Derechos Humanos por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) que es hoy la única misión de paz de la ONU sin competencias en materia de Derechos Humanos. Esta supervisión es reclamada por infinidad de organismos nacionales e internacionales de derechos humanos y por los organismos argentinos. El establecimiento de esta protección de los Derechos Humanos es considerado por el mismo Secretario General de la ONU “urgente y necesario”, como lo declara en su último informe pidiendo, además, que sea independiente, imparcial.

El reino de Marruecos es el país que más resoluciones de la ONU incumple, después de Israel: sabotea impunemente la legalidad internacional y se niega a recibir al Enviado Personal del Secretario General de la ONU para el Sahara Occidental, el Embajador estadounidense Christopher Ross. Asimismo, se opone a que la Sra. Kim Bolduc -la nueva Jefa de la Misión de Paz en el Sahara Occidental, designada por el secretario General de la ONU en mayo pasado- pueda viajar al territorio saharaui y empezar sus trabajos, por el simple motivo de declarar sus intenciones de interesarse por los Derechos Humanos en el territorio.

En la misma sintonía, se niega oficialmente a colaborar con el Enviado Especial de Unión Africana (UA), el Ex Presidente de la Republica de Mozambique, Joaquim Chissano.

Por todo ello, repudiamos el hecho de que Marruecos sea la sede del Foro Mundial de Derechos Humanos, a realizarse en los últimos días de noviembre de 2014.

Adolfo Pérez Esquivel,

Nora Cortiñas,

Graciela Rosenblum (Liga Argentina por los Derechos del Hombre),

Nora Podestá (Comité de Amistad con el pueblo saharaui),

Stella Calloni (periodista, escritora),

Norberto Conzani (Director Inst. RR.II Universidad Nacional de La Plata, Prov. De Buenos Aires),

Luz M. Mateo (Secretaria. Cátedra Estudios S/Sahara Occidental UNLP),

Jorge Alejandro Suárez Saponaro (Abogado - Magíster en Defensa Nacional. Cátedra Sahara Occidental. UNLP)

Carlos Aznárez (periodista, escritor)

Miguel Monserrat (APDH)

Inés Izaguirre (APDH)

Mario Hernández. Periodista y escritor La Maza

Guillermo Pajoni, abogado laboralista, miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Abogados Laboralistas

Carlos Slepoy, abogado especializado en temas de DD. HH.

Javier Surasky, Profesor de Derecho Internacional Público, Argentina

Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma

Ana Albertengo, Secretaria de Interior de Fed. Judicial Argentina. Rev. Cuentas de CLATE

Víctor Mendibil, ESNA- Encuentro Sindical Nuestra América.

Fernando Cardozo, Sec. Relaciones Institucionales CTA Capital., CTA Autónoma

Comisión DD.HH paraguayos residentes en Buenos Aires - integrada en la AVICE-ENABI Isabelino Gonzalez (Pte.) Jorge Miguel Soler (Srio.)

Victoria Donda. Diputada Nacional. Movimiento Libres del Sur - FAUNEN.

Isaac Rudnik. Secretario de Relaciones Internacionales del Movimiento Libres del Sur.

Raquel Vivanco, Mujeres de la Matria Latinoamericana – MuMaLa,

Graciela Iturraspe, Diputada Nacional m.c. y Secret. DD.HH. Mesa Nacional de Unidad Popular.

Néstor Suleiman, Secretario General FEARAB Argentina

Eduardo Soares, Asociación Gremial de Abogados

Nora Ciapponi Frente Popular Darío Santillán, Corriente Nacional

Héctor Marrese Docente jubilado - Programa radial "Garrá lo libro que no muerden"

Marcelo Cafiso, Director Editorial Nuestra América

Marie Pascale Chevance Bertin

Carlos Trotta, de Médicos sin Fronteras

Alberto Ilieff

José Antonio Vera, Periodista.

Patricia Torres – Cté de Amistad con el Pueblo Saharaui

Luis D. Zorraquino. Arquitecto. Rio de Janeiro. Brasil.

Andrés Figueroa Cornejo, periodista y escritor chileno

Juanjo Miera, Profesor Mercantil, España

Carlos Ruiz Rodríguez, historiador, Movimiento de Acción Popular Unitaria MAPU, Chile

Silvana Santi, periodista

Jorge Aníbal Cela, periodista.

Diego Herchhoren, abogado.

María José Cuñado Crespo

Juan Enrique Presedo, Profesor

Elsa M. Bruzzone, Profesora

Juan Arguello, Delegado Banco de Entre Rios BS.AS. Dirigente La bancaria Bs. As

Silvia Le Boënnec, Docente.

Héctor Carrica, Departamento de Derechos Humanos ATE Nacional.

Graciela Beatriz Daleo, Socióloga

Luis E. Sabini Fernàndez, Profesor

Rubén Ruedi, ex director de cultura de la Municipalidad de Villa María

Darío Yozviak, Director Escuela de Enseñanza Media para Adultos "Brig. Gral. J. M. de Rosas"

José Galetto, Director de la EEMPA "República de Irak"

Raúl Terrazzino, Presidente Agrupación expresos políticos "22 de Agosto"

Jacinto Bermejo García, Abogado. Madrid – España

Maite Lorenzo, Santander – España

Marcelo Buzetto, Relaciones Internacionales Movimiento Sin Tierra (MST) – Brasil

Judith Chafoya, Profesora. Quebec – Canadá

Luis Nieto Pereira, Coord. Federal Area Paz y Solidaridad - Izquierda Unida – España

Paula M. Alvarado, Abogada y Docente UBA

José María Tessa, Diputado Provincia Santa Fe

Victor Regalado, Periódico El Independiente de El Salvador

Fundación Hijos del Maíz – España

Ricardo Gayol Rodríguez . Izquierda Unida - España

Juan Rojas Vargas – Perú

Mirta Demestri - Actriz

Elsa Usandizaga, Euskalzaleak – Argentina

Norman Briski, Actor y dramaturgo

Vicente Zito Lema, Escritor y Poeta.

Beinusz Szmukler, Presidente Consejo Consultivo Continental Asoc. Americana Juristas

FIDH – Federación Internacional de Derechos Humanos

A principios de esta semana recibimos a los voceros y voceras del Comité de Víctimas de las Guarimbas y el Golpe Continuado, integrado por familiares y víctimas directas de las acciones violentas que se desarrollaron en el país desde el 12 de febrero y que se extendieron hasta junio en algunos lugares, así como por familiares de las víctimas de la violencia poselectoral de abril de 2013.

Aunque en nuestro informe “Febrero: Un golpe a la paz” ya habíamos reseñado a los fallecidos y lesionados conocidos hasta ese momento, nos parece importante incorporar los testimonios de sus familiares con el fin de presentar en su verdadera dimensión los efectos de las acciones violentas e impulsar alternativas para su reconocimiento y resarcimiento.

Todas las víctimas de estos hechos son igualmente dolorosas, pero el trato que han recibido por la maquinaria mediática ha sido extremadamente desigual, lo cual ha dejado a numerosos afectados sumidos en la invisibilidad.

La matriz comunicacional nacional e internacional ha apuntado a acusar al Estado de violaciones a los derechos humanos, mientras se presenta a los violentos y a quienes buscan atajos como víctimas indefensas. Los testimonios de quienes integran este comité muestran una cara muy distinta de la realidad.

Sus familiares fueron asesinados en el cumplimiento de su deber de defender la Constitución, otros fueron víctimas de trampas mortales que los sorprendieron mientras iban a trabajar o cuando regresaban a sus casas. Otros fueron atacados solo por celebrar el triunfo de su opción política.

Como país estamos en deuda con la verdad. Todos deben conocer estas historias, pues son el saldo de los llamamientos irresponsables, de las campañas orquestadas para generar conflictos y de los intereses oscuros que financian y aúpan salidas antidemocráticas.

Todos los amantes de la paz deben solidarizarse con su causa y todos como pueblo debemos avanzar hacia la construcción de una versión de la historia sin invisibles. La garantía de que esos hechos no se repitan pasa por llevar a los responsables ante la justicia, contar los hechos desde todas las perspectivas y avanzar hacia el encuentro fraterno de aquellos que repudiamos la violencia, venga de donde venga.

Fuente: Patria Grande

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº41