Ha culminado una fase del agudo y ya largo conflicto político de Venezuela entre el gobierno de los Estados Unidos acompañado del bloque oligárquico que ha concitado contra la República Bolivariana de Venezuela. Donald Trump ha violentado todo signo de sutilezas diplomáticas para plantear la salida del Presidente Nicolás Maduro. Un algo así como "te vas o te voy". Actitudes que traen al presente frases tan enfáticas como las de Bolívar en su Carta de Jamaica: "Jamás conducta ha sido más infame que la de los americanos con nosotros"

Los condenables hechos ocurridos el 5 de julio, día de la Independencia, merecen ser investigados escrupulosamente y con el mayor equilibrio posible, lo que no es nada fácil. Es necesario por la diversidad de versiones habidas. Apenas exagero si afirmo que cada uno ofreció la suya, pero en cualquier caso se las repartieron entre partidarios del Gobierno y de la oposición. ¿Donde está la verdad?

En la madrugada de este sábado, con ponencia del magistrado Maikel Moreno, la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) otorgó casa por cárcel a Leopoldo López.

El término distopía fue acuñado a finales del siglo XIX por John Stuart Mill en contraposición al término eutopía o utopía, empleado por Tomas Moro para designar a un lugar o sociedad ideal. Así, distopía sería “una utopía negativa donde la realidad transcurre en términos antagónicos a los de una sociedad ideal”.

Las potencias neoimperiales del siglo XXI, comúnmente denominadas por la jerga dominante como “Occidente” (o más bien accidente o catástrofe histórica), tienen impregnado en todo su metabolismo los genes guerreristas de la muerte, heredados de las actuaciones coloniales de sus antepasados que privilegiaban el gusto por el cañoneo disuasivo más que por la diplomacia y la paz. Increíblemente ligeras e irresponsables a la hora de declarar guerras, bombardear e invadir países, luego se esconden cabizbajos ante la magnitud de la tragedia social y humana que sus acciones injerencistas generan. Por cierto, que luego del desastre, de las matanzas, no asumen en lo absoluto ninguna responsabilidad y mucho menos demuestran arrepentimiento o compasión ante las muertes causadas.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº48