Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El anhelado día amaneció primaveral y, tempranito, salí a votar. En el ascensor del edificio, un cincuentón con su esposa, vestidos de punta en blanco, saludaron con rara euforia: ¡A no desperdiciar el voto!

Ante todo hay que decir que es falso, y cínico, el distanciamiento del 2x1 que planteó el jefe de gabinete, Señor Peña Braun. También los paños fríos que intentó el ministro de Dizque Justicia Señor Garavano. Y la afirmación de que “es un error confundir la decisión de la Corte como una decisión del gobierno” como dijo el Señor Avruj, secretario de derechos humanos (con minúsculas) al servicio de la ultraderecha israelí. 

Se pueden hacer mil discusiones técnicas sobre el fallo de la Corte Suprema, pero el contexto en el que se produce demuestra que los aspectos técnicos de la Justicia van por detrás de los políticos y más atrás de los sociales. Este fallo no se hubiera dado en el gobierno anterior. Y no por el signo ideológico que tuviera, sino por la relación de fuerzas que expresaba. El triunfo electoral de la derecha implicó un cambio en la relación de fuerzas en general, no solamente el reemplazo de un gobierno determinado por otro de distinto signo.

Veintiocho muertos y más de 437 heridos es el número de víctimas en menos de un mes. Si se suma a los 43 asesinados en las guarimbas del 2014 y los 11 del mes de abril del 2013, son 82. Ninguna pulseada se resuelve cortando el brazo del contrincante, escribe el psicoanalista Alfredo Grande. Salvo si existe plan de exterminio. ¿Qué plan tiene la derecha?

Definitivamente sí. Y las razones proceden de esta institución misma denominada por analistas serios como Ministerio de Colonias, debido fundamentalmente a su forma vasalla de proceder en América, obedeciendo en la mayoría de decisiones al gobierno estadounidense.

Frases


"Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan y los que odian y deshacen."

José Martí