Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Ha fallecido, en La Paz, Andrés Soliz Rada. Heredero de las mejores tradiciones revolucionarios del viejo Alto Perú y del país fundado por Simón Bolívar, Andrés fue la expresión política e intelectual de la Izquierda Nacional en Bolivia. Heredero del gran Sergio Almaraz Paz y de Jorge Abelardo Ramos, Andrés dedicó su vida, desde los 18 años, a la independencia, soberanía y dignidad de su país y a la unidad de la Patria Grande.

Hay momentos en que los titubeos y vacilaciones se convierten en complicidades. Hay circunstancias en que no valen los reparos ni hacer hincapié sobre las contradicciones de tal o cual proceso. Nos puede gustar más o menos como se desarrollan los acontecimientos pero de que lo que no se puede dudar es que hay razones de peso para defender lo que todo un pueblo ha conquistado para salir del inmenso hueco en que siempre lo sumergió el capitalismo. Hay tiempos y tiempos para las críticas y las autocríticas, pero de la misma manera se puede afirmar que frente al enemigo que acecha y busca colarse por las hendiduras que le abren nuestras propias debilidades, no se puede dudar y mucho menos, retroceder.

"Hoy hablé telefónicamente unos minutos con mi hijo y con el cariño de siempre me recomendó que la pasara lo mejor posible y disfrutara como si él estuviera conmigo". Con un dejo de nostalgia, la madre de un preso político vasco que lleva 25 años en prisión, respondió así a mi pregunta sobre cómo se siente un familiar después de tantos años de separación involuntaria de un ser tan querido. El diálogo se dio durante un almuerzo popular (más de mil personas) realizado esta pasada semana durante la Fiesta Grande de Bilbao, en pleno corazón de Euskal Herria. Minutos antes los comensales habían participado en una manifestación convocada por Etxerat, la organización que aglutina a familiares de presos y presas vascas.

Yo, al igual que sus demás amigos y colegas de Quebec, lo visité en varias ocasiones, tanto a él como a su hijo, en su modesto hogar de La Habana. De hecho, no se trataba de meras visitas informales, sino de una especie de peregrinaje secular. Se enorgullecía en particular del objeto enmarcado en su pared: uno de los escritos de Fidel Castro, en el que el líder cubano resaltaba la obra de Jean-Guy. Espero que Jean-Guy haya tenido la oportunidad de ver en la televisión las actividades organizadas en Cuba en ocasión del 90 aniversario del natalicio de Fidel el 13 de agosto.

Su vida y la de la revolución son una sola. Jefe de las máximas instancias del poder político hasta hace una década, "el Comandante", siempre vestido de traje de campaña, dirigió Cuba como a un gigantesco ejército siempre en batallas.