Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Los abajo firmantes, organizaciones y ciudadanos y ciudadanas de distintos países del mundo, parlamentarios, cargos electos, dirigentes políticos, sociales y sindicales, queremos hacer llegar al Presidente de la Nación Argentina, D. Mauricio Macri, nuestra preocupación y consternación por la detención de Milagro Sala - diputada del Mercosur y reconocida dirigente de la organización TUPAC AMARU - y nuestra exigencia, compartida con cientos de organizaciones sociales y de derechos humanos de Argentina y de distintos lugares del mundo, de que recupere la libertad de forma inmediata.

Por favor recuerde su nombre. Se llama Muhammad al-Qiq, tiene 33 años y se está muriendo en la cárcel cumpliendo una huelga de hambre. 

Cuando la muerte golpea de manera sorpresiva uno se queda mudo. Más si se trata de un amigo, colega y compañero. Agustín Lewit nos dejó cuando un gigantesco mundo apenas comenzaba a abrirle las puertas.

En primer lugar expreso mi más sentido rechazo, dolor y consternación por el vil asesinato del camarada Ricardo Durán. No podemos acostumbrarnos a este tipo de hechos y, más que exigir que no quede impune, hacer un llamado a todo el pueblo venezolano, para que se pare firme, se llene de fuerza y asuma su rol de defensa de la Revolución Bolivariana, pues este cruel asesinato nos revela, nos confirma, que el enemigo no descansa y está decidido a hacernos claudicar.

Lo que en Venezuela está en juego es su derecho legítimo a construir su futuro con igualdad y justicia, alejándose de las conocidas recetas del neoliberalismo.