El documento se titula “Aspectos psicológicos de la economía”, y fue encontrado entre los papeles personales que preservó la madre del sacerdote y sociólogo en La Habana, Cuba. Fue presentado por el Colectivo Frente Unido en la revista del Grupo de Estudios sobre Colombia y América Latina, editada en Argentina.

Si bien Cuba ha logrado, sobre la base de muchos sacrificios, convertirse en un ejemplo a seguir por los países del mundo, los medios de comunicación transnacionales se han encargado de fijar la agenda informativa sobre la isla alrededor de los intereses más mezquinos. Actualmente, se dice mucho sobre la reapertura de relaciones con los Estados Unidos, mientras se deja en silencio el asombroso proceso interno que ahora interesa la vida cotidiana de los cubanos.

En Venezuela, la economía comunal insurgió en su oportunidad como una alternativa a la crisis tanto de modelo capitalista dependiente, rentista y periférico histórico, como a los desastres causados por la década pérdida de reformas neoliberales de finales del siglo XX. Fue en el año 2004, que el presidente Hugo Chávez creó lo que entonces denominó Ministerio de Economía Popular, el cual ha evolucionado hasta ser en este 2015 el Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales, dentro del cual hace vida el vice ministerio de Economía Comunal.

Ningún texto es «definitivo» porque la realidad evoluciona por delante de lo escrito, debido a esto se mantiene el calificativo de «borrador». Además, ya está siendo sometido a crítica en su primera versión, y es de esperar que aun sea más «estrujado».

Iba a pasar desde el momento en que tenemos dos mitades del cerebro, una lógica, secuencial, temporal, la otra intuitiva, totalizante, espacial. En cada ser hay una inacabable guerra que nace con la conciencia y que no extingue ni siquiera la muerte. En cada ser una tiranía del hemisferio dominante que mantiene bajo su dictadura a un hemisferio sojuzgado, oprimido, silenciado. Nada es la lucha de clases al lado de la polémica de los lados del cerebro, cada uno mirando hacia una perspectiva distinta mediante el ojo del lado opuesto del cuerpo. Al fin se declara la contienda, que experimentamos como jaquecas interminables. La peor guerra es la civil. Alternativamente toma el poder una de las mitades, para ser posteriormente derrocada por otra, de allí que una mañana amanecemos cerebrales y la siguiente poéticos, por minutos somos intuitivos e inmediatamente deductivos, de ello dependen transitorias alianzas que se conciertan y extinguen a la velocidad de la idea. Al fin en cada uno de nosotros un hemisferio destruye al otro, seres hemipléjicos nos arrastramos odiándonos según que el lado izquierdo del cuerpo arrastre al derecho o viceversa, conspirando como unirnos en bandas, cofradías, países, confederaciones diestras o siniestras. Al fin tenemos un planeta dividido en dos hemisferios, uno lógico y otro intuitivo, que rota de la noche al día, de los vendavales de la pasión a la abstracción cristalizada, cada uno acechando, odiando, planificando destruir al otro. El sentimiento y la razón batallan con proyectiles de lógica y bombardeos emocionales, contaminándose con virus silogísticos y nanomaquinarias pasionales, intimándose la rendición en lenguajes que la parte opuesta nunca comprende, sin alivio, dos mundos ininteligibles intentando la destrucción del otro que es la propia.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº56