18/05/21
Perú: «Por el bien del país»
Por Gustavo Espinoza M

No se puede creer lo que señalan las encuestadoras. Cuando dicen que Fujimori está subiendo en el estimado ciudadano, lo afirman con la idea de aumentar así la simpatía de los indecisos.

Uno de los más ingeniosos caricaturistas peruanos -Carlín- insertó recientemente una obra maestra en la materia. En ella, Keiko Fujimori justifica las alianzas suscritas por “Fuerza Popular” con miras a los comicios del 6 de junio. “Por el bien del Perú” y para “Salvar la democracia”, parece decir la Señora K, asegurando que con tan loable propósito “todas las mafias nos hemos unido”. Y es así. Sólo que ahora, nos piden que votemos por ellas.

A menos de cuatro semanas de la votación, el escenario luce particularmente complejo. No se puede creer lo que señalan las empresas “encuestadoras”. Ellas no solo “reflejan” opinión; sino también buscan “crear opinión”. Cuando dicen reiteradamente que alguien “está subiendo” en el estimado ciudadano, lo afirman con la idea de que la gente crea que, en efecto, está subiendo. Y eso puede aumentar la simpatía delos “indecisos”.

Las encuestadoras, por lo demás, tienen su “corazoncito”. Las más “objetivas”, como Ypsos y Datum,, le dan ahora a Castillo entre 5 y 6 puntos de ventaja. Pero aluden siempre a un 2.8% de “margen de error para arriba o para abajo”. A Castlllo, le reconocen entonces 41%, pero podría ser 43.8%. Y a Keiko le otorgan 36. 5. Podría tener realmente 33.7%.

La encuestadora CIT, que otorga a los contendientes de junio un virtual “empate”, es Aprista. Siempre lo fue. Inició sus actividades, y se ha mantenido con “pronósticos” políticos en función de intereses altamente cuestionables. En abril, dio a Keiko un porcentaje más alto –incluso el primer lugar-; y simplemente relegó a Castillo ¿Lo recuerdan?.

De todos modos es previsible que Keiko registre “alza”. Eso hay que atribuirlo a la campaña de miedo desatada por la clase dominante a través de todos los medios, incluida la “prensa grande” y los canales de señal abierta; pero también a “la suma” de adhesiones que concita.

Aunque el voto no es “endosable”, sí suma algo el que muchas personas “calificadas” respalden a una candidatura y busquen “embellecerla”. Por lo demás, los medios de comunicación, en vergonzante concierto, hablan maravillas de Keiko,

La tele, en esto, juega un papel especial. Mávila Huerta, Rossana Cueva y Milagros Leiva podrían competir por un trofeo a la más franelera de las entrevistadoras. No sólo que le apañan todo a la candidata de Fuerza Popular, sino que, además, echan barro a raudales contra Pedro Castillo, Vladimir Cerrón y Perú Libre.

Eso explica también la supuesta “caída” de Castillo en las encuestas. A eso, hay que sumar presuntas debilidades: no concede entrevistas, no presenta a sus “asesores”, parece “no tener equipo técnico”, luce improvisado, y sin plan de gobierno. Y, además, “digitado” por Cerrón contra quien se impulsa una obsesiva campaña denigratoria.

De todos modos, esto se está enfrentando con éxito. El encuentro de Castillo con los científicos peruanos radicados en el exterior, constituye un acierto significativo, y echa por tierra aquello de que Castillo “no tiene equipo”. Keiko no podría convocar un encuentro igual. Su científico más calificado -Cesar Acuña- no tiene vuelo.

Pero también Keiko ha tenido gruesos errores y ha mostrado alta vulnerabilidad. la intervención de López Aliaga en el Paseo de la República, la destitución de Clara Elvira Ospina en América TV (TV 4 y 8), el levantamiento del programa radial en Radio Ancash, el ataque a la Casa del Maestro, la noche del martes 11; no son sino expresiones de la desesperación y del salvajismo de su “modelo”.

En una abierta política de “control de daños” la vertiente naranja y sus voceros han tratado de minimizar las cosas. Unos dijeron que lo de López Aliaga fue “una metáfora”; otros aseguraron que fue apenas “una desafortunada figura expresiva”. Finalmente tuvieron que admitir a regañadientes “un exceso”.

Y calificaron el ataque a la Casa del Maestro como un “altercado menor”. En realidad, fue así porque perdieron. Si hubieran ganado, y si se hubieran salido con la suya ¿qué habría pasado con el profesor Castillo?

Mucha gente se pregunta si incidentes de ese orden hubiesen sido provocados por Perú Libre; si Castillo hubiese amenazado a Keiko, o a López Aliaga; o si los activistas de Perú Libre hubiesen atacado un local en el que se hallaba Keiko ¿habrían minimizado el hecho? ¿Habrían sostenido que se trató de “un incidente”.

Por lo demás, el anuncio de Keiko de un “gobierno plural” con quienes la apoyen, también plantea incógnitas: ¿Entregará el Ministerio de Educación a Cesar Acuña; Salud al APRA, para Abel Salinas; y el Interior a Renovación Nacional, para López Aliaga; y pondrá de Canciller a Tudela para ser “un Gobierno pluralista”, o será ese tan solo el fascismo en el poder?

En la perspectiva, es posible para Castillo consolidar el interior y recuperar puntos en Lima donde en realidad aún no ha hecho campaña. Debe dedicarse ahora a recorrer los distritos y andar por los cerros. Así, podrá ganar por el bien del Perú, y salvando realmente la democracia.

Fuente:
Alainet

Editorial

Agenda

Buscar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Búsqueda avanzada

Revistas Digitales